Adelgazar sin hacer dieta: la promesa del método Apfeldorfer

Método aconsejad a personas que sufren trastornos de la alimentación

Casi a punto de finalizar este verano, nos hemos topado con una dieta que promete adelgazar sin hacer dieta: el método Apfeldorfer. ¿Creéis que será cierto?

Creada por el psiquiatra del mismo nombre ante la falta de efectividad del resto de dietas, con las que al tiempo se recupera el peso fácilmente, este método está aconsejado para personas que sufren trastornos de la alimentación.

Se basa principalmente en comer alimentos basándonos en las sensaciones que nos producen: hambre, satisfacción y saciedad, sensaciones que en ocasiones se pierden cuando empezamos una dieta de adelgazamiento. Además, este psiquiatra aboga también por manejar ciertas emociones que afectan a nuestras ganas de comer, como el estrés, depresión, frustraciones, alegrías…que pueden llevarnos a comer en exceso. Y lo mejor de todo ¡no se prohíbe ningún alimento!

Adelgazar sin hacer dieta

Para que todos lo entendamos, con este método tenemos que comer cuando tenemos hambre y no más de lo que nos pida nuestra hambre. Mientras estamos comiendo, la comida nos produce satisfacción o placer, y cuando deja de producirnos esta sensación, debemos dejar de comer. Una vez terminemos de comer, no debemos ingerir ningún alimento mientras nos sintamos saciados. Volveremos a comer cuando sintamos hambre de nuevo.

Según Apfeldorfer estas sensaciones (tanto el hambre como la saciedad) se terminan eliminando cuando seguimos una dieta que nos impone comer un cierto número de veces al día o que nos reduce las cantidades que debemos comer en cada ingesta. Así, se termina comiendo más de lo necesario y a la larga, se engorda.

Para empezar esta dieta se recomienda primero hacer una serie de ejercicios para recuperar estas sensaciones, como saltarse el desayuno un par de días (y así reconoceremos el hambre), o aprender a distinguir el hambre de las ganas de comer. Por supuesto, se debe comer de forma relajada, sin realizar otra actividad al mismo tiempo, para sentir la saciedad.

En esta línea, asegura que los alimentos ricos en calorías como los dulces, embutidos, guisos,…no tienen que engordar más que una comida de dieta, si se siguen estas pautas.

¿Alguien ha probado este método? ¿Realmente funciona o es una dieta que nos colma de falsas promesas como otras muchas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *