¿Cómo evitar la “lumbalgia navideña”?

Durante estos días muchos os acercáis a la clínica diciendo que tenéis dolor en la parte baja de la espalda. Aunque hay que analizar cada caso en particular, lo cierto, es que muchos lo que sufrís es la conocida como “lumbalgia navideña” que se debe al estrés provocado por estos ajetreados días. No descansar bien, llevar tacones más tiempo del habitual, los atracones navideños, las largas reuniones de pie y las excesivas horas cocinando suelen ser los factores que la provocan.

En este sentido, para evitar este tipo de dolor lo recomendable es mantener una postura correcta. Ya estéis cocinando o llevéis muchas horas de pie en un interminable cóctel navideño, recordad proteger vuestra columna vertebral, mantenerla erguida pero relajada, igual que los hombros y la región cervical. Realizad descansos cada cierto tiempo y sentaros de vez en cuando.

Asimismo, y aunque la etiqueta lo requiera, evitad los tacones en la medida de lo posible y si no hay más remedio elegid algún zapato con el tacón no muy alto. Vuestra espalda os lo agradecerá.

El aumento de peso suele ser otro de los factores que provocan lumbalgia. Conteneos y no comáis como si no hubiera un mañana. Salid pensando hasta cuánto queréis comer y parad de hacerlo antes de que estéis plenamente satisfechos.

Por último, y aunque sea difícil, hay que cuidar las horas de descanso. Cuantas menos horas de sueño dediquemos a nuestro cuerpo, éste más lo acusará. Al levantaros estirad bien las articulaciones y realizad pequeños ejercicios suaves y leves que ayuden al cuerpo a afrontar el largo día navideño que le espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *