Cómo evitar la tendinitis en el tendón de Aquiles

La tendinitis es una inflamación del tendón por algún sobreesfuerzo

tendinitisPara los que no lo sepáis, la tendinitis es una inflamación de cualquier tendón de los que tenemos en el cuerpo. Un tendón es la estructura que emplean los músculos para amarrarse a los huesos y poder moverse con más fuerza. Así, cuando sufrimos una tendinitis, lo primero que sentimos es dolor con el esfuerzo físico del músculo y nuestra movilidad se ve reducida.

La tendinitis en el Tendón de Aquiles es el que se produce de los músculos de los gemelos hasta el talón del pie, por la parte posterior de la pierna. En ocasiones se denomina también tendinosis, sobre todo cuando hablamos de una enfermedad cronificada y cuando las fibras han sufrido un daño anatómico.

Este tipo de tendinitis es muy habitual en corredores, aunque también ocurre en personas de mediana edad o más mayores debido a la artritis.

¿Cómo se trata la tendinitis?

Cuando notamos las primeras molestias, lo primero que se recomiendan son una serie de hábitos en casa, como colocar hielo en la zona, para bajar la inflamación. Si el dolor es muy fuerte, se pueden tomar analgésicos (aspirina, ibuprofeno). Asimismo, se recomienda suspender actividades que sobrecarguen esa zona, como correr, saltar, montar en bicicleta, y si es posible, realizar ligeros ejercicios para estirar la zona.

Tu fisioterapeuta también puede ayudarte a reducir los síntomas, con masajes que ayuden a estirar el tejido y aumentar el riego sanguíneo. Por otro lado, este profesional te indicará cuáles son los mejores ejercicios para recuperar la zona. No obstante, consulta con tu clínica de fisioterapia cuándo es el mejor momento para tratar la zona y cuál debe ser el protocolo a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *