Consejos para prevenir las lesiones al esquiar

Aunque todavía el tiempo no nos ha dejado mucha nieve para los amantes del esquí, os traigo hasta nuestro blog este post que me ha parecido interesante redactar sabiendo que muchos de nuestros pacientes aprovecharán, en cuanto el invierno les deje, para hacer una escapadita y desenfundar sus esquíes. Y es que, para que la práctica de este deporte no acabe en fracturas o lesiones es recomendable seguir una serie de consejos.

En principio, las actividades en la nieve no tendría por qué tener más riesgo que otras actividades deportivas, pero para ello es importante seguir una serie de principios para evitar caídas y golpes. Según los registros de los servicios médicos de las estaciones de esquí, las lesiones más comunes se producen en el aparato locomotor, especialmente lesiones óseas. Las más habituales son las fracturas de tibia por rotación; la de peroné debidas a golpes; de radio y cúbito, más frecuentes al practicar snow; de clavícula en las caídas sobre el hombro y fracturas en los huesos metacarpianos al caer sobre la mano.

También se pueden dar lesiones articulares debido a esguinces y luxaciones y es muy común la lesión conocida como pulgar del esquiador que se debe a una lesión de ligamentos debida a las caídas y a una mala posición de la cinta de los bastones.

Para prevenir estas lesiones os aconsejamos:

  • Buena preparación física: procura hacer deporte durante todo el año, si eres esquiador de fin de semana realiza algo de ejercicio entre semana.
  • Buena preparación técnica: ponte en manos de un monitor para adquirir un dominio de este deporte.
  • Calienta previamente de 15 a 20 minutos incluyendo ejercicios de flexibilidad de las articulaciones más importantes e inicia la actividad progresivamente de más a menos.
  • Aprende a caerte, para evitar golpes fuertes.
  • Utiliza material adecuado y tenlo en buenas condiciones: usa tallas adecuadas, regula bien las fijaciones, usa gafas protectoras para evitar lesiones oculares…
  • Si te notas cansado, deja la actividad ya que con el exceso de fatiga son más frecuentes las lesiones.
  • Usa crema solar para evitar las quemaduras de piel en la cara, cuello, nariz, orejas y labios y aplícala 30 minutos antes.
  • Las pistas son compartidas, por lo que no molestes a los demás esquiadores y vigila en todo momento lo que ocurre a tu alrededor.

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda, y si no, pues ya sabéis donde encontrarnos, aunque preferimos que vengáis sanos y salvos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *