Cupping o masaje con ventosas

cupping
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La terapia con ventosas, también conocida como cupping, consiste en aplicar ventosas por el cuerpo con el objetivo de eliminar toxinas en sangre o la linfa. Se realiza de tal forma que se crea un vacío con la ventosa y se succiona la piel y el músculo, estimulando la circulación sanguínea y linfática.

Son ya miles las personas que confían en esta técnica que realizan los fisioterapeutas y que proviene de la medicina china y que lleva siglos realizándose en todo el mundo.

El cupping sirve para tratar los siguientes problemas y aporta los siguientes beneficios:

  • Aumenta el flujo sanguíneo. Además, sirve para mejorar algunas alteraciones sanguíneas como anemia o hemofilia.
  • Alivia el dolor. Es una terapia analgésica y antiinflamatoria.
  • Aumenta la circulación linfática. Del mismo modo ayuda a eliminar toxinas.
  • Libera la fascia.
  • Puede servir para tratar enfermedades reumáticas (fibromialgia, artritis).
  • Trata contracturas y rigidez muscular.
  • Mejora las migrañas.
  • Activa el sistema inmunitario.
  • Problemas ginecológicos e infertilidad.
  • Ansiedad y depresión.
  • Acné y eccemas.
  • Hipertensión.
  • Congestión bronquial provocada por asma o alergia.

Está contraindicada en mujeres embarazadas o durante la menstruación, y en personas que presenten una fractura ósea o espasmos musculares, así como en pacientes con metástasis.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar