El ejercicio terapéutico y la fisioterapia, claves para mejorar la condición física de los pacientes con fibromialgia

fibromialgia-tejidos-blandosLa fibromialgia es una patología de origen desconocido, sin tratamiento farmacológico, que afecta entre el 2 y el 4% de la población.

Con motivo del Día Mundial de la Fibromialgia, que se celebró el pasado sábado, 12 de mayo, José Santos, secretario general del Colegio,  recuerda que la fibromialgia es una enfermedad “que en algunos países ha llegado a alcanzar proporciones epidémicas” y que afecta mayormente a mujeres de entre 40 y 49 años.

Ejercicio terapéutico

La fibromialgia aumenta en las décadas de la edad productiva, caracterizada por el dolor musculoesquelético, crónico y generalizado, de origen desconocido “para la que, si bien no existe todavía un tratamiento farmacológico eficaz, si se ha podido comprobar el efecto beneficioso de la actividad deportiva y del tratamiento con Fisioterapia”, ha explicado José Santos.

Santos incidide en la importancia del ejercicio terapéutico que trabaje la fuerza, resistencia y la flexibilidad, ya que propicia la mejora de la calidad de vida de las pacientes, y que además “consigue reducir los impactos y la frecuencia de los síntomas y el nivel de estrés que produce esta enfermedad”.

Así, los fisioterapeutas recomiendan ejercicios como caminar de dos a tres días por semana, desde 10 a 15 o 30 minutos, y al 60%-70% de la Frecuencia Cardiaca Máxima, así como pedalear entre 25 y 60 minutos, entre dos y tres días por semana, al 65% de Frecuencia Máxima Cardiaca como mucho.

Además, “el ejercicio moderado en el agua, así como los programas aeróbicos de baja intensidad pueden producir mejoras en la condición física de los pacientes, que, además, pueden ir aumentando lentamente y de manera controlada la frecuencia, sin temor a que esto aumente su fatiga o dolor”, explica el secretario general del CPFCM.

El tratamiento 

Además de la actividad física supervisada, existen múltiples técnicas de Fisioterapia que pueden realizarse para mejorar el estado de las personas con fibromialgia, como son las de control postural, control respiratorio, o la reeducación postural global.

Algunos de los tratamientos beneficiosos para tratarla son la crioterapia global, la termoterapia, la magnoterapia, la laserterapia de baja potencia, la radiofrecuencia, la terapia manual, la terapia miosfacial o incluso terapias más novedosas como el mindfulness.

Asimismo, la punción neurorefleja, que estimula puntos del cuerpo con agujas especiales para el tratamiento del dolor, es uno de los tratamientos más exitosos entre las personas que padecen fibromialgia. “Si bien no existen evidencias científicas de que la punción neurorefleja sea más efectiva que cualquier otro tratamiento para el dolor crónico, lo cierto es que la estimulación mecánica de los músculos afectados produce la reducción del dolor miosfacial, lo que hace que sea uno de los más demandados”, señala Santos.

Por otro lado, los ejercicios de lateralidad son beneficiosos a la hora de influir en la reprogramación del esquema corporal del cuerpo, mejorando la imprecisión que se produce en ciertas áreas relacionadas con el movimiento y el dolor.

Fuente: www.cfisiomad.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *