La importancia de comer despacio

Comer deprisa produce efectos negativos en nuestro organismo

La vorágine en que todos nos encontramos, con el trabajo, los niños, la casa y los compromisos sociales, indudablemente transforman nuestros hábitos de vida, incluso los más básicos como nuestra forma de comer. El estrés generado por nuestras actividades cotidianas hace que comamos más deprisa de lo normal y esto produce efectos negativos en nuestro organismo, que a la larga pueden ser muy perjudiciales.

Todos los médicos aconsejan comer despacio, y que cada bocado debería ser masticado al menos 20 veces antes de tragarlo, pero ¿sabes realmente por qué? ¿Conoces los beneficios de tomarte tu tiempo para comer? A continuación te exponemos los principales:

–    Masticando muchas veces la comida facilitamos la digestión.

–  Asimismo, comer despacio hace posible que saboreemos más la comida, con lo que podremos prescindir de ciertos condimentos y aderezos.

–   Comer deprisa impide que nuestro cuerpo absorba todos los nutrientes de la comida, que se aprovechan mucho mejor si lo hacemos despacio.

–     No solo el cuerpo se beneficia de comer lentamente, sino que puede ser un ejercicio fantástico para nuestra mente, para reducir el estrés.

–      Y por último, comiendo despacio te sacias antes, por lo que puede ayudarte a mantener tu silueta.

Para conseguirlo prueba a beber agua entre bocado y bocado, soltar los cubiertos cada cierto tiempo, o aprovechar la comida para socializarte con las personas que tienes al lado. ¡Verás qué bien te sientes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *