cabecera

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Articles in Category: Embarazo

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.


Tu fisioterapeuta puede ayudarte a preparar el parto y llevar un mejor embarazo

Puedo-hacer-ejercicio-estando-embarazadaCuando una mujer se queda embarazada, con el paso de los meses y el crecimiento del bebé en su interior puede sufrir problemas de equilibrio porque el centro de gravedad de su cuerpo cambia, además se pueden producir todo tipo de trastornos en la región abdominal, pélvica y lumbar y el fisioterapeuta puede ayudar a prevenirlos.

Con la fisioterapia, se pueden aprender técnicas que ayudarán a aliviar las siguientes condiciones:

  • Dolores en la cintura causados por un cambio en el centro de gravedad del cuerpo de la futura mamá a medida que el bebé va creciendo.
  • Dolor en el cuello y dolores de cabeza  provocadas por los cambios posturales.
  • Espasmos musculares.
  • Presión o dolor en los tendones, pies y en el talón de Aquiles causados por el aumento de peso.
  • Dolor en los brazos causado por la compresión de los nervios, lo cual - a su vez- está asociado con un incremento en el diámetro del pecho.
  • Incontinencia urinaria durante el embarazo y después del parto causada por el aumento de peso que soportar sobre la faja pélvica.
  • Estrechamiento de las paredes abdominales, lo cual provoca dolor y dificultades a la hora del parto por  las contracciones abdominales inefectivas.

El fisioterapeuta puede enseñar a practicar una serie de ejercicios de forma correcta con los que conseguir:

  • Una mejoría en la postura y apariencia.
  • Alivio del dolor de espalda.
  • Músculos más fortalecidos para preparación para el trabajo de parto y soporte para las articulaciones flácidas.
  • Una mejoría en la circulación.
  • Aumento en la flexibilidad.
  • Aumento / mantenimiento de la condición aeróbica.
  • Aumento de energía: combate la fatiga.
  • Reducción en la tensión de los músculos; promueve el relajamiento.
  • Promoción de los sentimientos de bienestar y de una imagen positiva.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

ACABA CON LOS DOLORES DE ESPALDA EN EL EMBARAZO

dolor_espalda_embarazada¿Estás embarazada y la espalda te está matando por momentos? Lo sentimos, son dolores típicos de tu situación que la mayoría de las madres han sufrido, pero al menos, vamos darte unos cuantos consejos para hacerte más llevaderos los meses que te quedan...

Pero antes, debes sabes que el dolor de espalda en embarazadas se produce por varias razones. Una de ellas es que los músculos abdominales se relajan y el suelo pélvico (grupo de músculos y ligamentos que sirven de sujeción a la parte baja del abdomen) se debilita. Otra, la más obvia, es que según va creciendo el feto y va aumentando el peso tanto de la madre, como del bebé, se va produciendo un cambio en el centro de gravedad con lo cual, la madre inconscientemente adopta cambios posturales que le provocan los fallos biomecanicos que pueden desembocar en diferentes dolencias tales como ciáticas, dolores en la zona superior de la espalda y cuello o tensión de tejidos y ligamentos.

La más común, la ciática, se caracteriza por un dolor que empieza en la parte baja de la espalda, baja por la parte posterior de la pierna y se extiende hasta el pie. En el embarazo suele aparecer a partir del segundo trimestre y en algunas mujeres persiste hasta el tercero. Se produce en el embarazo, además de por motivos hormonales, porque a medida que el útero crece va comprimiendo e irritando diferentes estructuras, que terminan produciendo este dolor. Y si nuestra profesión nos obliga a estar todo el rato sentado (oficina) o de pie (por ejemplo, peluquera) la probabilidad de sufrirla es aún mayor.

Pues bien, para prevenir o mejorar todas estas dolencias, es recomendable ayudar con un masaje a descontracturar toda la musculatura de alrededor, con técnicas de relajación y estiramientos. Si queremos que nuestro parto sea un poco más fácil, debemos tener en cuenta que es muy importante que tanto la pelvis como la columna vertebral tengan sus músculos  y ligamentos relajados para que puedan hacer bien su trabajo. Seguro que lo agradeces cuando llegue el momento…

Además, es recomendable hacer algo de ejercicio moderado y muy suave durante todo el embarazo, tipo natación o yoga. Y para dormir, es preferible hacerlo sobre el lado izquierdo, y ponerse una almohada o cojín entre las rodillas.

Por último, pero no por ello menos importante, intentad no coger mucho peso durante el embarazo, ya que desde luego, no ayuda nada…¡olvida lo de que hay que comer por dos! Y si tienes cualquier duda sobre ese dolor de espalda, consulta a tu fisioterapeuta, y él te dirá los pasos a seguir dependiendo del estado en que te encuentres, para que llegues lo mejor posible al gran día…¡Ánimo!

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

El masaje a embarazadas puede acrecentar la unión entre madre e hijo

mujer-embarazadaHoy os traemos hasta nuestro blog, la forma de dar un masaje a la mamá embarazada. Aunque hay alguna técnica que podéis hacer vosotras solas en casa, y que os contaremos próximamente, primero os hemos querido explicar cómo lo damos nosotros, los profesionales, pues se trata de un masaje muy especial, y que siempre se tiene que realizar de forma especializada para no poner en riesgo al bebé. Y es que, el masaje para embarazadas se considera una técnica de educación motriz para edades tempranas, que favorecerán el desarrollo de la motricidad del niño incluso antes de que nazca.

Para masajear a una mujer embarazada ésta se ha de colocar en una postura cómoda boca arriba.

Se comenzará el masaje por los pies y las piernas. El masaje ha de tener como base gestos envolventes que se realizarán con las manos sobre el cuerpo de la futura madre. A lo largo del masaje en las piernas se realizan intervalos de presión fuerte con otra presión más suave (como caricias).

El masaje continúa lentamente hacia las rodillas. Se realizan estimulaciones ligeras y continuas para activar la circulación.

Al pasar a los muslos, se realizarán presiones lentas, ligeras, que no causen dolor. Se continúa con el movimiento envolvente cubriendo la piel de la madre con las manos. Para dar masaje a la parte inferior de las piernas, la mujer mantendrá las piernas flexionadas, así se tendrá fácil acceso a la parte interior del muslo.

Después del masaje de piernas continuamos nuestro masaje por el cuello, hombros y vientre.

Cabe destacar que durante el embarazo los hombros de la mujer se desarrollan, y esto suele causar sensación de pesadez, por eso es importante masajear los hombros suavemente para descargar la tensión.

Al masajear el vientre tenemos que tener en cuenta la postura de la mujer embarazada, para que no haya tirantez en la barriga mientras está tumbada es bueno poner cojines bajo la espalda y que mantenga las rodillas flexionadas. Los movimientos que se darán sobre el vientre serán muy suaves, como olas que se propagan hasta el bebé.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Recupérate físicamente tras el parto. ¡Te contamos cómo hacerlo!

tripa embarazadaYa has dado a luz y has comenzado a disfrutar de tu bebé y aunque posiblemente estarás viviendo uno de los momentos más increíbles de tu vida, tu cuerpo ha estado sometido a un gran desgaste tanto en el embarazo como en el parto. Una vez superada la cuarentena, toca empezar a cuidarse, y nosotros te vamos a dar unos consejos, para que pronto vuelvas a sentirte igual de estupenda que antes.

Uno de los problemas que más nos suele preocupar a las mujeres es recuperar nuestra figura, pero antes de nada, los primeros músculos que debemos ejercitar son los del suelo pélvico, que son los que más dañados han podido quedar durante el parto y que pueden producirte incontinencia urinaria.

Para fortalecerlos y tonificarlos debes hacer unos simples ejercicios contrayendo la vagina, como cuando hacemos pis y apretamos para cortar el flujo de la orina, intentando subir los músculos hacia arriba. Una vez que tengas los músculos contraídos debes aguantar en esa posición unos segundos, soltar y volver a repetir. Lo bueno es que puedes realizarlos en cualquier momento y mientras estás haciendo cualquier otra tarea, por lo que no te quitará mucho tiempo.

En cuanto a tu silueta, debes empezar por seguir una dieta adecuada y a los seis meses aproximadamente (aunque se puede empezar antes siempre y cuando tu médico dé el visto bueno) podrás empezar a realizar ejercicios para tonificar la zona de la cintura y abdominales. Según los expertos, con dedicar unos 15 minutos diarios, 4 ó 5 veces a la semana, ya irás notando como el abdomen vuelve a su sitio.

Uno de los ejercicios que más te ayudará es el siguiente: tumbada boca arriba, con las piernas levantadas y dobladas en ángulo recto; manos detrás de la cabeza. Elevar todo lo que se pueda la parte de los hombros, cabeza y caja torácica, sin despegar la zona lumbar del suelo. Realiza un mínimo de 10 repeticiones cada día y notarás la diferencia poco a poco.

Si lo que quieres es realizar algún ejercicio aeróbico, lo mejor para este momento es andar o nadar, evitando los ejercicios como el aeróbic o ir en bici.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Cómo combatir en insomnio en el embarazo

Insomnio en embarazadasEl embarazo es un estado que suele ir asociado al insomnio; las náuseas, la acidez estomacal, la necesidad de ir al baño constantemente, el aumento de la temperatura del cuerpo y de la presión arterial, pueden ser algunas de las causas que provocan esta falta de sueño. Y a su vez, la reducción de las horas de descanso hace que empeore nuestro estado de ánimo y aumente nuestro nivel de ansiedad.

Para evitar el insomnio por lo tanto, recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Hidratarse bien, y hacerlo sobre todo por las mañanas, para evitar así despertarse muchas veces por las noches.

  • Evitar el café y el té, y las comidas pesadas. Es mejor hacer comidas ligeras y cenar temprano.

  • Hacer ejercicio beneficia nuestra salud física y mental. Y nos hace estar más cansados por la noche.

  • Pon en práctica técnicas de relajación y respiración, para ayudarte a desconectar. O realiza actividades que te ayuden a relajarte antes de irte a la cama, como escuchar música o leer.

  • Dormir sobre el lado izquierdo, con una almohada entre las piernas. Esta posición hace que la sangre fluya mejor y ayuda a los riñones a eliminar desechos.

  • Establece un horario para dormir e intenta irte a la cama siempre a la misma hora.

  • Realizarte masajes relajantes en algunas partes del cuerpo, como la cabeza o el cuello, puede ayudarte a conciliar el sueño.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Los fisioterapeutas madrileños desaconsejan el aspirador nasal para bebés

mocos_bebéHoy os traemos hasta nuestro blog un post que seguro interesa a los papás y mamás primerizos aunque también a los ya veteranos. En la actualidad, y cada vez más, nos encontramos con multitud de objetos que facilitan la tarea de los padres y aumentan la calidad del vida del bebé, como por ejemplo, calienta-biberones, termómetros auditivos, cojines para la lactancia, etc. Sin embargo, no todos estos productos a veces son lo más recomendable pues sin saberlo podemos estar provocando algún que otro problema a nuestro recién nacido.

En este sentido, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), esta semana, ha querido aconsejar los lavados nasales frente al uso del aspirador para limpiar la nariz del bebé. Y es que, según la experta en Fisioterapia Respiratoria Infantil, Beatriz Jiménez, “el aspirador nasal da muchos problemas de otitis, ya que al utilizarlo hay muchas probabilidades de que el moco entre en la Trompa de Eustaquio, canal que hay entre el oído y la garganta, y la obstruya”.

Para evitar este tipo de complicaciones y facilitar la respiración del bebé, se recomienda hacer un lavado nasal diario si el niño está sano, y unos cinco al día como mínimo si está enfermo. “Los mocos llegan, pero los lavados nasales, con mono-dosis de suero fisiológico en cada orificio, son la mejor manera de evitar que vayan a más”, señala la fisioterapeuta.

“Los lactantes tienen mucha dificultad para toser con fuerza y evacuar. De hecho, no pueden hacerlo espontáneamente, si no sólo cuando  los mocos  llegan a una determinada zona, que es un punto reflejo”, ha explicado. “Esto hace que las secreciones se acumulen, imposibilitando la respiración del niño por vía nasal y dificultando por tanto su lactancia. Así, al no poder alimentarse adecuadamente, la recuperación del bebé se ralentiza de manera considerable”.

En este sentido, Jiménez ha señalado que su disciplina, la Fisioterapia Respiratoria Infantil, ayuda a limpiar las secreciones depositadas en pulmones, en garganta y en nariz. Para ello, según la experta, la técnica más utilizada en menores de 3 años, es la denominada AFE, Aceleración del Flujo Espiratorio. “A partir de los dos años y medio o tres, el niño ya sabe sonarse, por lo que esta técnica no es necesario”, dijo Jiménez.

La AFE consiste en ejercer una presión no dolorosa en el pecho y la tripa del niño, siguiendo su ritmo respiratorio, para que el aire salga con mucha más fuerza y arrastre la mucosidad que está en el pulmón.

La fisioterapeuta asegura que a través de esta técnica se consigue que el bebé respire, coma y descanse mejor, y además, que el efecto de los medicamentos, en el caso de que sean necesarios, sea más rápido al tener limpio el pulmón.

“Este tratamiento no es por tanto incompatible con la ingesta de medicamentos, pero sí evita en mucho casos, que se llegue al punto de tener que tomarlos, al controlar la enfermedad antes de que llegue a estados más avanzados en los que haya que tomar por ejemplo Ventolín”, explicó Jiménez.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

¿Puedo darme masajes si estoy embarazada?

Masajes para embarazadasExisten muchos mitos sobre los beneficios o riesgos de que las embarazadas reciban masajes. Por eso, hoy queremos desvelaros algunas de estas claves, para que tengáis claro qué debéis hacer y qué no, durante estos meses en los que nuestro cuerpo reacciona de una forma muy particular.

Para empezar, los tres primeros meses de gestación están desaconsejados los masajes, ya que nuestro cuerpo está sufriendo grandes cambios y hay riesgo de afectar el feto. No obstante, estar embarazada no significa estar enferma, por lo que no tiene que privarse de recibir ciertos masajes que además pueden ayudarle a relajarse.

Así, en estos primeros tres meses, en el caso de necesitar algún tratamiento de fisioterapia, evitaremos trabajar en la zona del vientre o en la zona lumbar, así como la utilización de aceites o radiaciones. Por otro lado, se deben evitar las manipulaciones articulares y los masajes siempre deben ser suaves.

Una vez superado el segundo y tercer trimestre, lo más importante es cuidar la postura que adopta la embarazada mientras recibe el tratamiento de fisioterapia. En el caso de que el masaje sea en camilla, la mejor postura es del lado izquierdo. No obstante, el fisioterapeuta puede recomendar otra postura con el objetivo de facilitar la manipulación, y siempre y cuando la paciente se sienta cómoda.

Y aunque estos consejos te ayudarán a no correr riesgos durante el embarazo, aconsejamos que consultes con tu fisioterapeuta cuál es tu situación, tus necesidades y los tratamientos que puedes recibir. Nadie mejor que él sabrá cuidarte.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Un niño de 5 años que moja la cama más de 3 veces por semana debe consultar a un especialista

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) alerta de que intentar corregir la incontinencia urinaria antes de que el niño cumpla los 5 años puede generar entornos de presión y malestar en la familia que algunos superan, pero otros interpretan como un problema relacionado con la micción y provoca disfunciones a largo plazo.

El experto en Fisioterapia en Urología Pediátrica, Antonio Meldaña, explica que la maduración del Sistema Nervioso Central, que permite adquirir el control voluntario de la micción y la defecación, “es diferente en cada niño, pudiendo lograrse a edades tan diferentes como los 2-5 años”.

“La exigencia de las escuelas para que un niño controle estos sistemas cuando comienza la educación infantil (3 años) es el origen de un gran número de disfunciones y problemas de los pequeños que acuden a consulta pasados los 5 años”, añade.

La pérdida de orina durante el sueño se denomina enuresis. Esta puede ser primaria o secundaria y monosintomática o no monosintomática. La más habitual, el 80% de los casos, es la monosintomática primaria y afecta hasta el 10-13% de niños con 6 años así como al 6-8% de niños con 10 años, según el experto.

En España se estima que existen unos 500.000 sujetos con este problema. Se aborda con tratamientos comportamentales, conductuales, farmacológicos y fisioterapéuticos en función del tipo de enuresis y su posible causa, aunque es muy importante que el niño no empiece a ser tratado antes de los 5 años.

En este sentido, Meldaña informa de que “la Fisioterapia en el campo de la Uroginecología, asociada generalmente a las mujeres, aporta muchos beneficios a niños que sufren disfunciones relacionadas con el tracto urinario inferior, sin causar además ningún tipo de efecto secundario”.

“Las patologías deben de ser diagnosticadas por pediatras, urólogos y neurólogos y, a partir de ahí, el fisioterapeuta puede actuar para tratar disfunciones del tracto urinario inferior como la hiperactividad vesical, la micción no coordinada, la enuresis, la encopresis o defecación involuntaria infantil sin causa patológica, la incontinencia fecal o, incluso, algunas infecciones urinarias”, explica.

Según la también experta en Fisioterapia Uroginecológica,  Cristina Naranjo, el tratamiento de fisioterapia que se realiza en estos niños se inicia con registros de la ingesta hídrica, de micciones y episodios de incontinencia. Además, se utiliza el tratamiento con ‘Biofeed-back’ para conseguir que el niño o niña tenga un correcto control de los esfínteres.

“Esta técnica consiste en la colocación de pegatinas que registran la actividad de la musculatura del suelo pélvico del pequeño. Posteriormente, mediante juegos en el ordenador se consigue que aprenda a relajar y contraer la musculatura, si fuera necesario”, informa Naranjo. En ocasiones, si se precisa, se aplican pequeñas corrientes eléctricas para neuromodular la musculatura dependiendo del tipo de enuresis del menor.

Campaña “12 meses, 12 consejos de salud”

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad desarrolla desde el pasado mes de enero la campaña “12 meses, 12 consejos de salud” para concienciar a los ciudadanos, a través de vídeo-consejos, sobre los riesgos para la salud que suponen determinadas prácticas de nuestra vida cotidiana e informarles sobre los beneficios que la Fisioterapia puede aportarles para mejorar su calidad de vida.

Aquí tenéis el link: http://www.youtube.com/watch?v=jX-V9mflJLw&list=UUz3ieEVevhnnz7U8O88LahQ

Fuente: Colegio Fisioterapeutas de Madrid

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Los diez mejores consejos para ser una embarazada sana

Consejos para las embarazadas¿Estás embarazada? Pues toma buena nota de estos consejos para ser una embarazada sana y de lo más feliz:

  1. No te saltes las visitas al médico: es necesario llevar un seguimiento adecuado tanto de tu estado como del bebé. Además te ayudará a resolver todas tus dudas.
  2. Cuidar la comida y la bebida durante el embarazo: intenta llevar una dieta variada y equilibrada. Intenta comer alimentos ricos en ácido fólico, hierro, calcio y yodo. Evita las grasas y no te olvides de incluir verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres. Por supuesto, debe haber un aporte diario de proteínas de la carne y el pescado.  Mantente bien hidratada con agua, zumo, leche (nada de alcohol ni café).
  3. Toma los complementos vitamínicos que te mande el médico: suelen ser ácido fólico, hierro, yodo, calcio,…que sirven para ayudar al feto a desarrollarse adecuadamente.
  4. Haz ejercicio regularmente: elige el deporte que más se adapte a ti: natación, yoga, caminar, pilates,… El ejercicio hará que mejores tu condición física y ayudará al momento del parto.
  5. Cuida tu piel: durante el embarazo, la piel de las mujeres se vuelve más sensible y suele sufrir alteraciones como la hiperpigmentación o la aparición de estrías. Por eso, es necesario aplicarse protector solar, para prevenir la aparición de manchas, y mantener la piel lo suficientemente hidratada para prevenir la aparición de estrías.
  6. Usa ropa adecuada para embarazadas: usa ropa que te resulte cómoda.
  7. Duerme y descansa lo que necesites: es normal que las embarazadas tengan más sueño y estén cansadas todo el rato. Por eso, debes hacer lo que te pida el cuerpo (sin que ello signifique pasarse el día tirada en el sofá…).
  8. Clases de preparación al parto: puede resultar muy beneficioso, sobre todo si eres primeriza. Nos ayuda a conocernos a nosotras mismas, resolver dudas y temores, y conocer todas las fases del parto y posteriores a él.
  9. Evita el estrés: en la medida de lo posible debes evitar las situaciones de estrés y haz ejercicios de relajación. Tan importante es tu salud mental como la física.
  10. Nada de medicamentos sin prescripción médica: no tomes ningún medicamente sin que lo sepa el médico, sobre todo en las primeras ocho semanas, que es cuando se forma el feto.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Cuidados de las embarazadas en verano

Consejos para embarazadas en veranoEl verano es una época en que todos debemos cambiar de hábitos para sobrellevar las altas temperaturas. Y esta necesidad se acentúa cuando hablamos de mujeres embarazadas, que aunque no están enfermas, deben hacer hincapié en algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Protección solar: no te olvides de usarla al salir a la calle, para prevenir las antiestéticas manchas del embarazo.

  • Mantener una hidratación adecuada: si beber es importante para todos, más aun para las embarazadas. Recuerda tomar entre dos y tres litros de agua al día. Intenta no tomar demasiada cuando llega la noche si no quieres pasarte la noche yendo al baño. También puedes beber zumos, leche y bebidas isotónicas.

  • Alimentación ligera y equilibrada: debes aumentar el consumo de verduras y reducir los hidratos de carbono y los dulces.

  • Masajes en las piernas: para reducir las molestias en las piernas, se recomiendan masajes del pie a la rodilla, así como hacer ejercicios de flexión y extensión de los pies.

  • Evita el aire acondicionado al dormir: a pesar de que el calor pueda ser incómodo, sobre todo  a la hora de dormir, no lo hagas con el aire acondicionado toda la noche. Mejor elige una habitación de la casa que esté bien ventilada.

  • Descansa: durante los meses de embarazo te sentirás más cansada, lo que se acentuará con el calor. Por eso, el descanso y el sueño deben ser una prioridad.

Foto: www.yasalud.com

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Fisioterapia y embarazo

embarazo y fisioterapia

Siguiendo con nuestra recomendaciones para las que estáis embarazadas, pensáis estarlo o acabáis de dar a luz, os dejamos este fisioconsejo que ha realizado el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Madrid dentro de su campaña 12 Meses, 12 consejos de salud.

El vídeo de este mes está dedicado a los beneficios de la fisioterapia en el embarazo y en la recuperación tras el parto, entre otras recomendaciones para embarazadas. Espero que os resulte interesante! Aquí os dejo el enlace!.

https://www.youtube.com/watch?v=JJdSUdhB6-Y&list=UUz3ieEVevhnnz7U8O88LahQ

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Hábitos de vida saludable en el embarazo

image gallery

En nuestro blog siempre os hablamos de temas relacionados con la salud. Nos importa que os cuidéis no sólo física, sino también mentalmente y hoy hemos querido dedicar nuestro post a los hábitos de vida saludable que deben tener o poner en práctica todas las mujeres que se encuentren embarazadas. Seguro que muchos de los consejos que hoy os vamos a dar, ya os los ha dado el médico, y está bien, porque no pretendemos sustituir a la medicina, sólo recordaros algunos consejillos que debéis seguir para que el embarazo sea una etapa perfecta!.

Como sabréis, el cuerpo de la mujer experimenta en el embarazo una transformación casi total y además con una rapidez asombrosa. Sobre este hecho natural no tenemos ningún control, pero sí podemos actuar sobre el “estilo de vida” que será un factor importante para mantener la salud de la embarazada y la de su futuro hijo. 

Durante el embarazo la higiene ha de ser más cuidadosa ya que existe un aumento de la sudoración debido a los cambios hormonales. Se aconseja el baño o la ducha diario para eliminar las secreciones, ya que además tienen una acción tónica y relajante. En el último mes de la gestación es mejor limitarse a la ducha. 

La higiene íntima (región genital y anal) debe efectuarse con jabones neutros, líquidos y no irritantes, un par de veces al día, evitando siempre las duchas vaginales internas.

Los pezones y las areolas mamarias se han de lavar de forma cuidadosa con agua y jabón, siendo importante secarlos correctamente para evitar la humedad. Se pueden utilizar productos recetados por el médico para fortalecer los pezones y también es recomendable tomar el sol ya que contribuye a endurecer el pezón y mejorar su irrigación. 

Respecto al cabello, se debe renunciar a las permanentes y evitar la utilización de laca, la temperatura del secador ha de ser la más baja posible.

Mediante una ingesta adecuada de líquidos y la utilización de cremas o lociones hidratantes, principalmente en la región abdominal, glútea y mamas conseguiremos mantener una correcta hidratación de la piel.

Es importante un buen cuidado de la boca siendo necesario proceder a la limpieza de la misma dos o tres veces al día, principalmente después de cada comida, para evitar la aparición de caries que se ve favorecida por el embarazo. Asimismo es recomendable acudir al dentista para realizar una limpieza dental al principio del embarazo y realizar los tratamientos necesarios para mantener una dentadura sana.

En caso de apreciarse variaciones de la agudeza visual, hay que realizar una consulta con el oftalmólogo, evitando empezar a utilizar lentillas por primera vez durante el embarazo.

Está demostrado que las mujeres que fuman durante el embarazo tienen un 130% más de probabilidades de tener un hijo con bajo peso.También el tabaco produce alteraciones debido a la nicotina, por lo que los recién nacidos de madres fumadoras suelen ser niños más inquietos que comen y duermen peor.

Aunque en condiciones normales menos de 10 cigarrillos al día se considera un consumo bajo, como el número de cigarrillos que produce estos efectos no está bien establecido, médicamente se desaconseja fumar durante el embarazo.

Sobre la ropa y el calzado a usar, es conveniente la utilización de prendas que no compriman el cuerpo a nivel de los pechos, cintura y abdomen y que sean amplias para permitir sentirse lo más cómoda posible.

Debido a que en esta etapa es frecuente que aumente la transpiración, es aconsejable que la ropa sea confeccionada con fibras naturales (algodón, lana, lino o seda) ya que esto favorecerá que la piel pueda respirar mejor, resultando por tanto más confortables. Esto mismo puede aplicarse a la ropa interior.

Los zapatos deberán ser cómodos y flexibles, generalmente se recomienda usar un número más de lo habitual y los tacones no deberán ser muy altos, no deberían superar los 2 ó 3 cm.

Es inevitable que durante la gestación se presente la posibilidad de tener que hacer algún viaje. En general, el embarazo no es un impedimento, y será el médico en el que en última instancia lo aconseje o no teniendo en cuenta una serie de factores como son, la necesidad del viaje, el periodo de gestación y la distancia a recorrer. En general, los recorridos de menos de 100 km no están contraindicados.

Deben evitarse los viajes largos y cansados en el primer trimestre del embarazo y durante las cuatro últimas semanas, siendo por tanto el segundo trimestre el mejor periodo para viajar. Sin embargo, esto no es una norma estricta, ya que dependerá del estado de la mujer y del tipo de viaje planeado.

Con respecto al medio de locomoción, los viajes en barco, tren y avión son más recomendables que un largo viaje en coche. Si se viaja en automóvil, deberá procurarse que la suspensión sea buena y la conducción sea suave y cuidadosa. Es aconsejable que la embarazada viaje en el asiento delantero, utilizando siempre el cinturón de seguridad y se recomienda realizar frecuentes paradas que permitan estirar las piernas e ir al baño evitando retenciones prolongadas de orina.

Se desaconsejan los viajes en autocar, porque no se dispone de tanto espacio y las paradas son menos frecuentes. No hay inconveniente para desplazarse en metro o autobús. Por último, se desaconsejan los desplazamientos en bicicleta, ciclomotor o motocicletas por el peligro de caídas que comporta.

Fuente: dodot.es

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

Massalud, Fisioterapia y masaje deportivo- Plaza de la Marina Española, 5. Local Izquierdo. Madrid. 28013 (Junto al Senado)  - 91 5418993 - massalud@massalud.org

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.