cabecera

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Articles in Category: Fisioterapia

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.


Beneficios desconocidos de la fisioterapia

La fisioterapia ayuda a prevenir enfermedades y a mejorar la movilidad en las personas mayores

133485962 cQue la fisioterapia es fundamental para tratar dolores musculares y en rehabilitación es por todos más que conocido. Puede ayudarte a aliviar multitud de dolencias, lesiones o afecciones. Ciática, lumbalgia, tendinitis, ligamentos, esguinces, contracturas, desgarros musculares…son algunas de las causas más habituales por las que acuden a nosotros los pacientes.

Sin embargo, existen otras patologías menos conocidas por el público en general y que se ven tremendamente beneficiadas por la fisioterapia. Dentro de esos beneficios desconocidos de nuestro trabajo podéis encontrar:

-          El reforzamiento del suelo pélvico. Con los años y los embarazos, se puede

-          Post-operatorios de cirugías plásticas. Con la fisioterapia se reduce la inflamación, el edema y los hematomas.

-          Previene enfermedades. Muchos de los ejercicios utilizados en fisioterapia mejorar el estado de nuestro organismo, reduciendo el riesgo de sufrir otras enfermedades.

-          Ayuda a frenar las enfermedades degenerativas. Algunas de ellas son la esclerosis múltiple, la ELA o el Parkinson.

-          Mejora la movilidad y estado general de las personas mayores.

-          Mejora el estado de salud de las embarazadas. Previene las ciáticas, las varices, los calambres, la incontinencia urinaria,…

Y muchos, muchos beneficios más….¿Tienes alguna duda sobre cómo puede ayudarte tu fisioterapeuta? Consúltanos y empieza a beneficiarte de todo lo bueno que podemos ofrecerte en Massalud.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Fisioterapia y osteopatía para tratar los acúfenos

Son los pitidos o zumbidos que sentimos en los oídos

oidosLos acúfenos son esos zumbidos, pitidos o ruidos en los oídos, que son síntoma de alguna otra enfermedad o dolencia. Cuando una persona tiene acúfenos, lo primero que debe hacer es acudir al otorrinolaringólogo, para determinar si existe algún trastorno del oído. En ocasiones la causa es neurológica, por lo que se puede recomendar también acudir al neurólogo para descartar esta posibilidad. Por último, se hace necesaria también la valoración por parte de un fisioterapeuta y/o osteópata, ya que el mal estado de la musculatura masticatoria puede producir esta molesta patología.

De hecho, es muy común que las personas que sufren disfunción de la articulación temporomandibular (ATM), tengan también acúfenos. La fisioterapia y la osteopatía pueden ayudar considerablemente a la desaparición de los molestos pitidos, y evitar que vuelvan a repetirse. Por otro lado, el fisioterapeuta te indicará algunos ejercicios que podrás realizar con la mandíbula.

Asimismo, otros factores que influyen en su aparición son:

-          Estrés, cansancio extremo, depresión y ansiedad.

-          La ingesta de ciertos medicamentos.

-          Deficiencia de calcio, magnesio, zinc o potasio en nuestra dieta.

-          Exposición prolongada a sonidos fuertes.

-          Infecciones en el oído.

-          Daños en los nervios del oído.

-          Infecciones de las vías respiratorias.

-          Obstrucción de cerumen.

-          Crecimiento anormal de los huesos del oído.

Realizar un diagnóstico adecuado es muy importante para poder eliminar la causa que los provoca y disminuir la probabilidad de que se repitan. Por lo que, si notas los síntomas de los acúfenos, no dudes en acudir a tu fisioterapeuta u osteópata para determinar cómo puede ayudarte con tu problema.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

La fisioterapia en la salud mental

En la actualidad, en nuestro país, la figura del fisioterapeuta como parte integrante del equipo de profesionales que se ocupa de los pacientes de salud mental no está muy extendida en la mayoría de los centros especializados, algo que sí ocurre en el resto de países de Europa. Sin embargo, es indispensable que la fisioterapia sea tratada como una disciplina más que puede ayudar a tratar al enfermo, tan importante como puedda llegar a ser el psicólogo, el psiquiatra, enfermeros y educadores. Y es que, la frase 'mens sana in corpore sano" resume de la mejor manera este principio.

Gran cantidad de síntomas físicos o corporales aparecen frecuentemente en trastornos psiquiátricos revelando la estrecha interacción existente entre el cuerpo y la mente. Cada trastorno psiquiátrico presenta un conjunto de síntomas físicos propios. Por ejemplo, en un paciente con anorexia nerviosa se puede observar atrofia muscular, hipotermia, edema e hinchazón de tejidos blandos, osteoporosis, osteopenia, fatiga crónica, alteraciones de la postura, rotación interna de los hombros, rectificación cervical, hipercifosis dorsal, hiperlordosis lumbar, recurvatum, escoliosis, algias musculares y contracturas. En un paciente con trastorno depresivo aparece hipotonía, un patrón de flexión generalizado con rotación interna de hombros, fatiga crónica, etc. En estados de ansiedad aparece tensión muscular, temblores, hormigueo, respiración rápida y superficial.

Esta somatización muestra cómo el trastorno mental afecta directamente al estado físico de la persona y viceversa, por lo que una intervención terapéutica física influiría directamente sobre el estado mental del paciente, encontrándose aquí el fundamento de la Fisioterapia en Salud Mental.

La intervención fisioterapéutica puede ser muy variada, ya que se adapta a la sintomatología de cada paciente. Sin embargo, los abordajes más frecuentemente utilizados en este campo son: terapia de la conciencia corporal basal, terapia psicomotora, masoterapia adaptada, estimulación multisensorial, actividad física adaptada, reeducación postural global y biofeedback.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Recomendaciones para profesionales que trabajan cogiendo peso

repartidor-feliz-entregando-un-paquete 1459-4518Las personas que trabajan en profesiones que requieren de esfuerzo físico o posturas forzadas están expuestas de manera especial a sufrir trastornos músculoesqueléticos (TME), como puede ser el caso de cuidadores y sanitarios, o repartidores de paquetería, cuyo trabajo se incrementa en Navidades por el aumento de compras y pedidos.

Esta advertencia se recoge en el videoconsejo del mes de diciembre, enmarcado en la campaña ’12 meses, 12 consejos de salud’, por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), junto con el Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra, y el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia.

Para los fisioterapeutas, es necesario advertir a la ciudadanía de estos peligros, ya que España es uno de los países de nuestro entorno con más lesiones por realizar esfuerzo físico en el entorno laboral, lo que sin llegar a ocasionar patologías graves habitualmente, sí genera situaciones de incapacidad temporal. No en vano, se estima que en torno al 80% de las enfermedades profesionales son trastornos músculo esqueléticos.

Este tipo de trastornos se pueden producir por la práctica de un trabajo dinámico, donde los músculos realizan alargamientos, y en trabajos estáticos, que producen fatiga muscular, en función de la fuerza con la que se tengan que contraer los músculos.

Los fisioterapeutas llaman la atención en la manipulación manual de cargas, lo que incluye mover a personas o cosas de lugar. Además, ponen el foco en la diferencia por sexos, lo que se explica por la existencia todavía de hombres y mujeres en diferentes profesiones. Así, según se desprende de la ‘V Encuesta Europea de las Condiciones de Trabajo’, el manejo de cargas pesadas afecta al 42% de los hombres frente al 24% de las mujeres. En contraste, el 13% de las mujeres moviliza personas como parte de su trabajo, frente al 5% de los hombres.

Además, según ha explicado el secretario general del CPFCM, José Santos, “las personas que trabajan a diario transportando cargas tienen más posibilidades de sufrir patologías consecuencia de la realización progresiva de movimientos repetitivos como el levantamiento de cargas”. Este es el caso de cuidadores o repartidores. Igualmente, los repartidores se enfrentan a riesgos derivados de subir y bajar reiteradamente escaleras o de su propio vehículo.

Lesiones en hombros, cuello, brazos, rodillas y espalda son algunas de las más habituales, por lo que es conveniente tener presente la figura del fisioterapeuta en las empresas de los sectores que requieren de esfuerzo físico. El conocimiento y la experiencia de estos expertos puede ayudar a prevenir lesiones, incrementando el bienestar de los trabajadores y mejorando la marcha de la empresa, ya que un menor número de bajas tiene innegablemente un impacto positivo en las cuentas de la compañía.

En suma, el fisioterapeuta tiene las herramientas para ayudar y solucionar estas lesiones con la valoración adecuada para tratar la espalda y puede proporcionar un programa específico que refuerce y equilibre la musculatura, con estiramientos y ejercicios de abdominales.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

¿Te dedicas a cuidar personas mayores? Cuida tu postura para evitar lesiones

Cuidado-Personas-MayoresMantener una higiene corporal correcta por parte del cuidador es imprescindible para evitar y prevenir posibles lesiones y poder seguir cuidando del otro en las mejores condiciones posibles. En una situación en la que cada vez son más los cuidadores no profesionales que tienen a su cargo personas mayores, es importante dar a conocer la importancia de mantener una higiene corporal correcta.

Por este motivo, y para concienciar de la importancia de mantener una higiene postural correcta, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) ha dedicado el videoconsejo del mes de noviembre de su campaña ’12 meses, 12 consejos de salud’ a informar a los cuidadores que tienen a personas mayores a su cargo sobre la importancia de mantener la postura correcta a la hora de movilizarles.

Así, recuerda que es fundamental tener en cuenta que la columna vertebral es el eje que sostiene nuestro cuerpo y que debemos conocer los factores de riesgo que pueden poner en peligro su estabilidad y, por tanto, la de nuestro cuerpo.

En este sentido, el secretario general del Colegio, José Santos, ha incidido en la idea de que “el manejo de cargas pesadas durante largos periodos de tiempo, el movimiento repetido de flexión y extensión y los movimientos de torsión con cargas, son algunos de los factores que más pueden dañar nuestra espalda y que hay que vigilar”.

Además, el Colegio recalca que es imprescindible mantener la espalda recta y flexionar las rodillas para distribuir el esfuerzo hacia la musculatura de las piernas y no hacía la de la espalda que, por lo general, está menos reforzada. En esta línea, ha hecho énfasis también en la importancia de no girar ni inclinar la espalda mientras se está llevando a cabo la movilización de la persona a nuestro cargo.

MOVILIZACIÓN SEGURA

Uno de los aspectos más importantes en el cuidado de una persona en situación de dependencia es la movilidad y, en el ámbito domiciliario, no siempre se dan las condiciones idóneas para la movilización con seguridad; por lo que se debe prestar mayor atención a la higiene corporal a la hora de realizar los cambios posturales.

En esta línea, Santos ha alertado de que “en muchas ocasiones los cuidadores sufren una sobrecarga física y psíquica que puede tener consecuencias para su salud”. Por este motivo, ha aprovechado para recordar algunas recomendaciones a la hora de movilizar con seguridad a las personas en situación de dependencia. Por ejemplo, ha apuntado que “hay que flexionar las piernas y mantener la espalda recta en el momento del cambio de postura del mayor”.

Con respecto a la aparición de úlceras, muy comunes en pacientes encamados, recomienda que, a la hora de voltearles lateralmente, se utilice el peso del cuerpo del cuidador, pasando de la postura de flexión a extensión de nuestras rodillas, por ejemplo.

Por último, el Colegio ha destacado la importancia que tiene la dieta y el ejercicio físico en los cuidadores para que estos se mantengan sanos y en forma y poder así cuidar mejor a las personas que tienen a su cargo.

Si quieres ver el vídeo pulsa aquí.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

La fisioterapia, fundamental en pacientes con espina bífida

Colabora en la independencia de movimientos del paciente

espina-bifidaLa espina bífida es una malformación que se desarrolla durante la formación del feto. Se caracteriza por el desarrollo anormal de una o más vértebras, dejando la médula al descubierto. Aunque existen diferentes pruebas de diagnóstico durante el periodo de gestación, en la mayoría de los casos no es perceptible hasta después del parto.

Estas malformaciones provocan trastornos motores y alteraciones de la sensibilidad. Se produce una merma en las funciones cognitivas, disfunciones genitourinarias, presentan hidrocefalia, suelen sufrir problemas visuales, renales, complicaciones en la comprensión o en la coordinación y destreza manual.

Aunque la causa de la espina bífida es desconocida, algunas investigaciones apuntan a una deficiencia de ácido fólico de la madre durante el embarazo. Además, se sabe que influye el factor genético.

La fisioterapia es fundamental para tratar esta enfermedad. ¿Por qué? Porque ayuda a desarrollar las capacidades físicas que hagan posible que el paciente sea independiente y pueda moverse por sí mismo (ya sea caminando o en silla de ruedas). Además, previene que se produzcan malformaciones secundarias.

Así, se recomienda que este tratamiento se realice tempranamente y se vaya adaptando a la edad del niño. El tratamiento se debe empezar en los primeros días de vida e irá evolucionando, con el objetivo de movilizar los miembros inferiores, desarrollar la fuerza, el equilibrio, mejorar la postura y colaborar con el aumento de la calidad de vida general de los pacientes.

Por último, el fisioterapeuta puede ayudar y asesorar sobre el uso de férulas andadoras y/o sillas de ruedas.

Colabora en la independencia de movimientos del paciente

La espina bífida es una malformación que se desarrolla durante la formación del feto. Se caracteriza por el desarrollo anormal de una o más vértebras, dejando la médula al descubierto. Aunque existen diferentes pruebas de diagnóstico durante el periodo de gestación, en la mayoría de los casos no es perceptible hasta después del parto.

Estas malformaciones provocan trastornos motores y alteraciones de la sensibilidad. Se produce una merma en las funciones cognitivas, disfunciones genitourinarias, presentan hidrocefalia, suelen sufrir problemas visuales, renales, complicaciones en la comprensión o en la coordinación y destreza manual.

Aunque la causa de la espina bífida es desconocida, algunas investigaciones apuntan a una deficiencia de ácido fólico de la madre durante el embarazo. Además, se sabe que influye el factor genético.

La fisioterapia es fundamental para tratar esta enfermedad. ¿Por qué? Porque ayuda a desarrollar las capacidades físicas que hagan posible que el paciente sea independiente y pueda moverse por sí mismo (ya sea caminando o en silla de ruedas). Además, previene que se produzcan malformaciones secundarias.

Así, se recomienda que este tratamiento se realice tempranamente y se vaya adaptando a la edad del niño. El tratamiento se debe empezar en los primeros días de vida e irá evolucionando, con el objetivo de movilizar los miembros inferiores, desarrollar la fuerza, el equilibrio, mejorar la postura y colaborar con el aumento de la calidad de vida general de los pacientes.

Por último, el fisioterapeuta puede ayudar y asesorar sobre el uso de férulas andadoras y/o sillas de ruedas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

La importancia de identificar la “causa” del dolor en fisioterapia

Si se trata sólo el síntoma, el dolor, no daremos solución al problema y volverá a aparecer

133485962 cUno de los principales problemas que existen aún en la fisioterapia es la aplicación de tratamientos dependiendo del diagnóstico del paciente. En muchas ocasiones, se trata directamente el síntoma (por ejemplo, un dolor determinado), sin investigar en cuál es la causa de ese dolor.

Con este tratamiento erróneo no conseguiremos resolver el problema y lo más probable es que vuelva a aparecer tarde o temprano. Mientras no se trate la causa, el foco del dolor va a seguir ahí.

Para que lo podáis entender mejor, os mostramos un ejemplo. Tenemos una persona deportista, que tienen un dolor en el hombro. Podemos empezar a aplicar frío en la zona y a masajear y estirar la zona. Aunque pueda parecer que es la forma de actuar correcta, se trata de un error. ¿Por qué? Porque nos hemos olvidado del diagnóstico. Estamos tratando el síntoma, que es el dolor en el hombro, pero nos olvidamos de identificar cuál es la causa que provoca ese dolor. Y esa causa puede provenir de cualquier otra parte del cuerpo… Mientras no tratemos la causa, el dolor no desaparecerá o volverá a desaparecer.

Sólo de esta forma podremos realizar un abordaje terapéutico adecuado del paciente, descartar contraindicaciones y lo más importante, trabajar en lo mejora del paciente, nunca perjudicarlo.

El dolor es el síntoma que nos dice que algo en nuestro cuerpo no está bien

Normalmente, el síntoma suele ser el dolor. Este dolor es una alerta que nos dice que algo no está bien en nuestro físico. Sin embargo, para encontrar la causa de ese dolor debemos investigar un poco más; consultar antecedentes; preguntar al paciente las sensaciones que tiene y si atribuye el dolor a algo. Nosotros, como fisioterapeutas, estamos obligados a investigar qué estructuras corporales se ven afectadas en ese dolor.
Asimismo, en ocasiones puede ser necesario recurrir a pruebas de imagen para descartar ciertas patologías (radiografía, resonancia magnética,…). Y por supuesto, si ya se tiene, llevarlas al fisioterapeuta.

En Massalud seguimos este proceso a rajatabla. Porque no buscamos acabar con el dolor del paciente de forma momentánea. Buscamos una curación completa, ofrecer una solución que mejore su calidad de vida, y dar las recomendaciones necesarias para que ese problema no vuelva a repetirse. Si tienes un dolor recurrente que no se cura a pesar de los tratamientos fisioterapéuticos, consúltanos, y analizaremos tu caso de forma personalizada.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Síndrome del túnel carpiano: cómo lo tratamos en Massalud

El síndrome del túnel carpiano es una patología que se produce por una excesiva compresión del nervio mediano. Produce dolor, hormigueo y pérdida de fuerza en la mano y los dedos. Se suele producir por un movimiento repetitivo (ordenador, tocar un instrumento, máquinas que vibran,...). Se puede tratar con fisioterapia siempre y cuando la pérdida de fuerza no es muy importante; trabajamos la zona del antebrazo y brazo para evitar pinzamientos y se puede usar ultrasonido y terapia miofascial.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

La importancia de la fisioterapia en la rehabilitación de pacientes cardiópatas

cardiopatiaSi has sufrido alguna cardiopatía, la fisioterapia puede ayudarte en tu proceso de rehabilitación para reducir la morbilidad y la mortalidad asociadas a esta enfermedad.

Los equipos que tratan al paciente en el proceso de rehabilitación cardiaca están integrados por fisioterapeutas, dietistas, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales y psicólogos, entre otros. Estos equipos multidisciplinares ayudan al paciente a ocupar un lugar lo más adaptado posible, según sus capacidades, en la sociedad.

La función de los fisioterapeutas en este equipo multidisciplinar tiene que ver con la labor de información. El fisioterapeuta informará a los pacientes de los aspectos relacionados con la enfermedad desde el punto de vista físico, así como asesorarles sobre lo que puede ser perjudicial para su vida.

Además, diseñará los programas de ejercicio físico apropiados, personalizados y adaptados a los principios básicos de la rehabilitación cardíaca (individualización, intensidad, duración, frecuencia y tipo de ejercicios), además debe supervisarlos para que el paciente realice los ejercicios y así evitar la aparición de cualquier síntoma de alarma.

Dentro del tratamiento de actividad física, se puede incluir la práctica de deporte, siempre de manera controlada y supervisada, y con algunos ajustes para evitar aumentos de intensidad dentro de lo permitido en estos pacientes. En este sentido, el deporte acuático cuenta con resultados muy favorables, pues el agua disminuye notablemente el riesgo de sufrir lesiones articulares y musculares.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Tendinosis del manguito de los rotadores

El manguito de los rotadores lo componen los tendones de los siguientes músculos: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular. Este grupo de músculos son los encargados de estabilizar y mover el hombro.

Las causas que pueden provocar esta lesión son: mantener el brazo en la misma posición durante largos periodos de tiempo, dormir siempre sobre el mismo brazo, realizar deportes que requieran movimientos repetidos del brazos o en envejecimiento. El principal síntoma es el dolor al realizar ciertos movimientos.

¿Quieres saber cómo los tratan los fisioterapeutas de #Massalud? No te pierdas nuestro vídeo de hoy:

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

La fisioterapia y la articulación temporomandibular

mandibula-1Problemas de acúfenos, vértigos, zumbidos... te recomendamos acudir a tu fisioterapeuta para tratar estas limitaciones y dolores porque es posible que tengas un problema con la articulación temporomandibular.

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) informa de que el estudio de Plesh et al, el 53% de los pacientes con disfunción temporomandibular, es decir, con problemas en la articulación de la mandíbula, tienen dolores de cabeza severos, mientras que el 54% sufre dolor de cuello.

Además, el origen de los dolores orofaciales (de boca y mandíbula), de determinadas cefaleas, y de los dolores cervicales, puede estar asociado a factores biológicos (cambios hormonales, antecedentes genéticos), psicológicos (estrés, ansiedad), y sociales (déficit alimentario). Asimismo, según las últimas investigaciones científicas, estas dolencias puedan también estar relacionadas con patologías digestivas, como el colon irritable o la gastritis, con intolerancias alimentarias o con la nutrición deficitaria (carencia de vitaminas o minerales)

Las intervenciones basadas únicamente en tratamientos quirúrgicos, medicamentos, férulas nocturnas, o técnicas manuales de fisioterapia, no son suficientes para producir cambios positivos significativos en los pacientes que sufren dolor cráneo-cervico-facial. Aunque en la mayoría de los casos se opta por un tratamiento conservador puesto que la evidencia científica actual no avala el tratamiento quirúrgico, excepto en determinados casos.

Sin embargo, al tratarse de una serie de patologías muy complejas, el planteamiento más correcto sería realizar intervenciones multidisciplinares (fisioterapeutas, odontólogos, psicólogos, etc.) que se encuentren dentro de un enfoque bioconductual.

Aquí te dejamos un vídeo donde te lo explican:

https://youtu.be/EwCMaLyZPsE

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Tu fisioterapeuta puede ayudarte a preparar el parto y llevar un mejor embarazo

Puedo-hacer-ejercicio-estando-embarazadaCuando una mujer se queda embarazada, con el paso de los meses y el crecimiento del bebé en su interior puede sufrir problemas de equilibrio porque el centro de gravedad de su cuerpo cambia, además se pueden producir todo tipo de trastornos en la región abdominal, pélvica y lumbar y el fisioterapeuta puede ayudar a prevenirlos.

Con la fisioterapia, se pueden aprender técnicas que ayudarán a aliviar las siguientes condiciones:

  • Dolores en la cintura causados por un cambio en el centro de gravedad del cuerpo de la futura mamá a medida que el bebé va creciendo.
  • Dolor en el cuello y dolores de cabeza  provocadas por los cambios posturales.
  • Espasmos musculares.
  • Presión o dolor en los tendones, pies y en el talón de Aquiles causados por el aumento de peso.
  • Dolor en los brazos causado por la compresión de los nervios, lo cual - a su vez- está asociado con un incremento en el diámetro del pecho.
  • Incontinencia urinaria durante el embarazo y después del parto causada por el aumento de peso que soportar sobre la faja pélvica.
  • Estrechamiento de las paredes abdominales, lo cual provoca dolor y dificultades a la hora del parto por  las contracciones abdominales inefectivas.

El fisioterapeuta puede enseñar a practicar una serie de ejercicios de forma correcta con los que conseguir:

  • Una mejoría en la postura y apariencia.
  • Alivio del dolor de espalda.
  • Músculos más fortalecidos para preparación para el trabajo de parto y soporte para las articulaciones flácidas.
  • Una mejoría en la circulación.
  • Aumento en la flexibilidad.
  • Aumento / mantenimiento de la condición aeróbica.
  • Aumento de energía: combate la fatiga.
  • Reducción en la tensión de los músculos; promueve el relajamiento.
  • Promoción de los sentimientos de bienestar y de una imagen positiva.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Fisioterapia geriátrica: un elemento clave para mejorar la calidad de vida de nuestros abuelos

abuelos-suenos-euroresidentesAyer celebramos el día de los abuelos y por eso, desde la clínica Massalud, no hemos querido pasar la oportunidad de dedicar uno de los post de nuestro blog a hablar de la importancia que tiene la fisioterapia geriátrica para mejorar la calidad de vida de nuestros mayores.

La fisioterapia geriátrica es una disciplina dentro de la fisioterapia que se distingue del resto no por las técnicas empleadas sino por sus modos de aplicación y la adaptación a las necesidades de las personas de avanzada edad.

Lo que se busca fundamentalmente es mantener la movilidad articular mantener o restaurar la independencia en las actividades cotidianas, mantener o aumentar la fuerza muscular, conseguir un patrón correcto de marcha y equilibrio y conseguir que el paciente vuelva a coger confianza en sí mismo.

Para ello, es necesario que haya un tratamiento preventivo y un diagnóstico precoz, por lo que acudir al fisioterapeuta de forma regular a lo largo de nuestra vida puede ser la mejor forma de coger un hábito que repercuta de forma saludable en nuestro cuerpo cuando lleguemos a la tercera edad.

Entre las medidas que se aplican en un tratamiento de fisioterapia geriátrica están los masajes generales circulatorios o linfáticos para mejorar la circulación y el aparato locomotor, enseñar a practicar ejercicios autoasistidos, estimulación del equilibrio y la movilidad cervical, enseñarles a perder el miedo a caerse y a llevantarse del suelo correctamente, etc.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Fisioterapia y artritis reumatoide

causas-artritis-reumatoideLa artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que provoca la inflamación crónica de las articulaciones y su progresiva destrucción, induciendo síntomas físicos como rigidez articular, dolor y fatiga, que en la mayoría de los casos termina traduciéndose en síntomas emocionales como ansiedad, tristeza o estrés. Las articulaciones más afectadas suelen ser las muñecas, dedos de las manos, tobillos y pies.

En España más de 200.000 personas padecen artritis reumatoide y cerca de un 70% se sienten incomprendidos por su entorno más cercano, lo que potencia esos síntomas emocionales de lo que hablábamos antes. Suele afectar especialmente a las mujeres y la enfermedad comienza a manifestarse a mediana edad. Su tratamiento temprano aumenta la probabilidad de controlar la inflamación y reducir los posibles daños estructurales.

Se desconoce la causa de la artritis reumatoide pero se sabe que es el propio sistema inmune del paciente el que ataca a las propias articulaciones. Se plantean una serie de posibles factores causales o participantes en la génesis de esta enfermedad: Genética, hormonal, ambiental, tabaquismo.

El tratamiento de pacientes con artritis reumatoide se va a centrar en la disminución del dolor, reducir la hinchazón, reducir o enlentecer el daño de la articulación, ayudar a las personas a mantenerse activas el mayor tiempo posible y aumentar su bienestar.  Es importante la actividad física y el reposo, la actividad física ayuda a mantener el tono y la fuerza muscular así como un buen estado físico general. Se recomienda que en periodos donde no hay inflamación se realice el ejercicio físico, y en periodos de mucha inflamación permanecer en reposo.

Desde la fisioterapia se puede trabajar de diferentes formas:

  1. Laser de baja potencia y TENS: disminuyen el dolor a corto plazo.
  2. La combinación de parafina y ejercicios activos también son eficaces contra el dolor.
  3. La aplicación de frío/calor.
  4. Uso de férulas para ayudar a mantener posturas y prevenir deformidades.
  5. Masoterapia y terapia manual. Se debe evitar en períodos de inflamación. Deben de ser suaves, superficiales y progresivas, tienen efectos sedativos, circulatorios y tróficos.
  6. Reeducación muscular. Se realiza mediante ejercicios isométricos de todos los movimientos posibles dependiendo de la articulación afectada.
  7. Movilización articular. Es importante para mantener lo más flexible posible las articulaciones. Hay que prestar más atención a los períodos de inflamación.
  8. Estiramientos. Para evitar contracturas y mantener la amplitud articular. Contraindicados cuando existe inflamación.
  9. Hidroterapia. El trabajo en piscina es muy recomendable en estados de inflamación, la flotación ayuda a proteger las articulaciones y facilita los movimientos.
  10. Ejercicio aeróbico: Puede ser caminar o montar en bici, ayuda a bienestar general y a mantener una salud física buena.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Cuidado con usar chanclas en verano: pueden provocar lesiones

chanclasLlevar chanclas en verano puede tener sus ventajas y sus inconvenientes. Como pros tenemos que son fresquitas, fáciles de colocar y cómodas. Pero existen muchos contras, ya que no es bueno abusar de ellas. Y es que el uso continuado de este tipo de calzado puede producir lesiones en el piel y patologías musculares.

De hecho, la suela tan plana produce que no exista una buena amortiguación, sobre todo en la zona del talón, provocando una tensión excesiva de los músculos del pie e inestabilidad en los tobillos. Y a la larga se pueden producir esquinces, dolor en las articulaciones, tendinitis,…

La falta de sujeción, normalmente entre el primer y el segundo dedo, puede provocar dedos en garra, inflamación de los dedos, durezas y grietas.

Por otro lado, debido a que tiene una suela muy fina podemos sufrir quemaduras y abrasiones en la planta del pie. Si ya tenemos heridas, el hecho de que el pie esté totalmente abierto está contraindicado, ya que se nos pueden infectar.

Pero, ¿qué calzado me pongo en verano?

Los fisioterapeutas te recomendamos utilizar las chanclas sólo en momentos puntuales, como en la playa, piscinas, duchas, vestuarios. Para otros momentos en los que vamos a caminar más, se recomienda el uso de un zapato con unas características concretas.

Debemos descartar los zapatos de plástico, con poca suela y que no se deformen al doblarlos por la mitad. Lo ideal es que sean de piel o cuero y que faciliten la transpiración. Si puede ser, mejor que no dejen el talón totalmente suelto, sino que lleven algún tipo de cierre alrededor del talón y el antepié. De esta forma el pie irá sujeto.

Del mismo modo, intentaremos evitar el calzado demasiado plano, mejor que tenga algo de tacón, de 3 a 5 centímetros.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

Massalud, Fisioterapia y masaje deportivo- Plaza de la Marina Española, 5. Local Izquierdo. Madrid. 28013 (Junto al Senado)  - 91 5418993 - massalud@massalud.org

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.