cabecera

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

¿Qué son los calambres musculares y cómo se tratan?

piernasEl calambre es un espasmo o contracción involuntaria de los músculos, normalmente muy doloroso, que puede durar más o menos y que pueden surgir durante la noche o después de hacer ejercicio. De hecho, es uno de los dolores más habituales de los deportistas.

Las zonas donde normalmente se producen estos calambres son: los gemelos, músculos anteriores y posteriores de la pierna, pies, manos, cuello, abdomen,… Estas zonas se tensan visualmente y palpablemente cuando sufrimos un calambre.

Sus causas

Algunas de las causas más comunes que pueden provocar calambres son:

  • Ejercicio muy fuerte o largos periodos de inactividad.
  • Deshidratación.
  • Embarazo.
  • Estrés prolongado.
  • Trastornos de los niveles de calcio y de magnesio.
  • Fractura ósea, que produce que los músculos de alrededor también se resientan.
  • Varices en las piernas.
  • Diabetes, hipotiroidismo, alcoholismo e hipoglicemia.
  • Cirrosis hepática.

Tipos de calambres

Existen varios tipos de calambres: verdaderos, tetania y distónicos.

Los verdaderos se producen en la totalidad de un músculo concreto, o en un grupo de músculos que actúan en conjunto. Se cree que éstos se producen por hiperexcitabilidad de los nervios que estimulan los músculos. Éste es el tipo más común.

En la tetania se activan todas las células nerviosas y de esta forma se estimulan los músculos. Suele ir acompañado de hiperactividad de otras funciones nerviosas (hormigueo alrededor de la boca, por ejemplo).

En los calambres distónicos los músculos afectados son los que trabajan habitualmente en la dirección opuesta al movimiento previsto. Algunos de estos músculos son: párpados, mandíbula, cuello, laringe, etc.

Prevención y tratamiento

Para evitar los calambres se recomienda estirar antes y después de hacer ejercicio; por supuesto, hidratarse correctamente. Si los calambres se producen al dormir, se recomienda estirar 15 minutos antes de irse a la cama.

El agua tónica parece que también previene los calambres debido a las cantidades de quinina que posee. Podría ser bueno ingerir agua tónica todas las noches para reducir los espasmos nocturnos.

Además, una sesión de masaje o fisioterapia puede ayudar a relajar un músculo afectado por un calambre. Se puede acompañar con la aplicación de calor.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Artículos Relacionados

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

Massalud, Fisioterapia y masaje deportivo- Plaza de la Marina Española, 5. Local Izquierdo. Madrid. 28013 (Junto al Senado)  - 91 5418993 - massalud@massalud.org

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.