cabecera

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

El dolor y el riesgo de fractura ósea por osteoporosis se reduce y evita con técnicas de fisioterapia

osteoporosisSi ayer, con motivo de la celebración el pasado sábado, día 20, del Día Mundial de la Osteoporosis os ofrecíamos en nuestro Facebook y Twitter unos consejos alimenticios para evitar la aparición de esta enfermedad, hoy a través de nuestro blog queremos informaros del papel fundamental que desempeña la fisioterapia en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis, al reducir y evitar consecuencias secundarias como el dolor, la incapacidad y el riesgo de fractura de huesos.

Algunos ejercicios fisioterapéuticos previenen la pérdida de masa muscular y la osteoporosis. “Este ejercicio debe ser inicialmente guiado y consensuado con el fisioterapeuta, para adaptarlo a las necesidades concretas de cada persona”.

“El ejercicio debe ser realizado diariamente, mantener una dieta equilibrada y seguir el tratamiento farmacológico recomendado por el especialista. Asimismo, es recomendable caminar todos los días y aprender una reeducación postural global”.

“También son recomendables los ejercicios de estiramiento (como el Pilates terapéutico) o de resistencia. El tai-chi y el yoga mejoran el equilibrio, lo cual puede ayudar a prevenir las caídas. Asimismo, la natación es un buen complemento de todas estas actividades”.

La fisioterapia avanza constantemente en el tratamiento de la osteoporosis. Por las particularidades de esta patología, las pautas de prevención o de tratamiento deben ser exclusivas y personalizadas, teniendo en cuenta las características físicas del paciente y sus posibles incapacidades.

Pérdida de masa ósea

La osteoporosis fue definida en 1991 como "una enfermedad esquelética sistémica, caracterizada por baja masa ósea y deterioro en la microarquitectura del tejido óseo, que origina fragilidad ósea aumentada con el consecuente aumento en el riesgo de fractura". Es decir, el hueso se vuelve más poroso, con más aire en su interior, aumentando el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior. De esta manera los huesos se hacen más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

Las fracturas son, efectivamente, el síntoma y la principal consecuencia de esta enfermedad que afecta al 20% de las mujeres postmenopáusicas y al 13% de los hombres. Se estima que, a nivel mundial, la tiene una población de 7,8 millones de personas y que en el año 2040 el problema se habrá triplicado. El riesgo de sufrir una fractura a partir de los 50 años es de 40% para las mujeres y de un 13% para los hombres, debido a la osteoporosis.

El valor pico, o máxima masa ósea, se alcanza entre los 25 y 30 años y está determinado por múltiples factores, siendo el principal, el genético. También son importantes los aspectos nutricionales, la raza y la actividad física realizada. El balance en la remodelación ósea se mantiene hasta los 40 años, luego de lo cual se altera el balance y comienza a disminuir esta masa ósea ya sea debido a los cambios hormonales o al déficit de vitamina D entre otras causas.

La Organización Mundial de la Salud declaró el periodo 2000-2010 como ‘Década del hueso y las articulaciones’, con el objetivo de dar a conocer de manera global el grave problema de las enfermedades del aparato locomotor y estimular la investigación en: enfermedades articulares, osteoporosis, alteraciones de la columna y lesiones traumáticas.

La osteoporosis puede considerarse una verdadera pandemia de nuestro tiempo que tenderá a aumentar, fundamentalmente por el incremento en la esperanza de vida de la población, puede ser uno de los mayores retos del siglo XXI.

Existen recomendaciones universales para todos los pacientes con osteoporosis que entran a un programa de tratamiento, como es:

  • • La Ingesta de calcio diario en al menos 1200 mg. por día.
  • • Vitamina D 400-800 UI/día en riesgo de deficiencia.
  • • Ejercicio regular.
  • • Prevención de caídas.
  • • Evitar el uso de tabaco.
  • • Evitar el uso de alcohol.

Pero el reto a cumplir con esta pandemia es un trabajo multidisciplinar, entre todos los profesionales enmarcados dentro de las ciencias de la salud, no solo como tratamiento sino también con pautas de prevención.

Vía: Servimedia a través de El economista

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Artículos Relacionados

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

Massalud, Fisioterapia y masaje deportivo- Plaza de la Marina Española, 5. Local Izquierdo. Madrid. 28013 (Junto al Senado)  - 91 5418993 - massalud@massalud.org

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.