cabecera

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Nueve consejos para tener una mente sana

yogEn ocasiones se nos olvida que el cerebro es un músculo más de nuestro cuerpo y que si no lo ejercitamos, se atrofia, como cualquier otro, y deja de funcionar correctamente. Tener un cerebro ejercitado nos ayuda a disfrutar de una mente sana y eso redunda también en nuestro cuerpo, retrasando su envejecimiento. Además, nos ayuda a enfrentar los posibles problemas que pueden acontecer en nuestra vida diaria. Por eso, desde Massalud hemos querido dedicar hoy nuestro post a ofreceros nueve consejos que os ayudarán a tener una mens sana in corpore sano. No dejéis de ponerlos en práctica!

1. Gimnasia mental: ¡Mantén tu cerebro “en forma”!

Mantener la mente activa en la vida cotidiana prepara al cerebro para contrarrestar los efectos del envejecimiento y poder hacer frente a su posible deterioro. Con independencia del trabajo que desempeñes (en el hogar o fuera de él) y sin que importe tu edad ni tu grado de escolarización, intenta mantener despierta tu mente, no te dejes adormecer!. Lee, haz pasatiempos, juega a algún videojuego de estrategia, practica operaciones matemáticas, estudia algún idioma, etc.

2. Ejercicio físico: Un excelente aliado

Practicar con regularidad ejercicio físico activo (correr, danzar, nadar o simplemente pasear) adecuado a tus condiciones de salud y a tu edad, ayuda a prevenir no sólo la obesidad, la artrosis, la osteoporosis, las enfermedades del corazón, de la circulación, sino también contribuye a mantener una mente sana. Resérvate al menos media hora diaria para poder practicar, sin nada que se interponga, el ejercicio activo que elijas.

3. Actividad social: La mejor manera de participar activamente en tu mundo

Interesarte por las cosas que ocurren a tu alrededor, en tu barrio, en tu municipio, en tu comunidad, en tu país, en otros países lejanos y exóticos, en tu mundo... Es una manera de poder participar activamente en ellas y ser la/el protagonista principal de tu propia existencia. Busca amistades, charla con tu vecina, atrévete a organizar una fiesta, asiste a conferencias y espectáculos, ríe y no dejes de reír, porque está demostrado que reír alarga la vida!.

4. Recogimiento personal: Busca tu propia compañía y enfréntate al estrés

Lamentablemente el mundo en el que nos ha tocado vivir es una fuente permanente de estrés que genera ansiedad, frustración y deteriora la salud física y mental. Aún sabiéndolo, muchas veces es imposible modificar el entorno para que este enemigo deje de acosarnos. Reclama un tiempo de intimidad en el que poder meditar, relajarte o, simplemente, “desconectar”. ¡Estás en tu derecho!. Resérvate al menos media hora diaria para ello y aprovecha para darte una ducha larga, escuchar música, en definitiva, para estar sol@ contigo mism@.

5. Desterrar hábitos nocivos: Nunca es tarde para dejar de fumar

Tabaco, alcohol, drogas, abuso de fármacos, sedentarismo, etc. son enemigos que siempre van a pasarte factura. En tu mano está declararlos desterrados de tu vida. ¡Anímate si no lo has hecho aún! Nunca es tarde para dejar de fumar, para replantearte un estilo de vida saludable.

6. Alimentación adecuada: La nutrición es un elemento decisivo para conservar la salud del cuerpo y de la mente

La dieta es una fuente tanto de salud como de enfermedad dependiendo de cuáles sean los ingredientes que la compongan. Una dieta desequilibrada afecta también a la salud de nuestro cerebro. Aprende qué es lo que entendemos por una “dieta sana y equilibrada” y ponla en práctica en tu hogar. Te beneficiarás tú y beneficiarás a toda tu familia. Así contribuirás a fomentar la salud. Lee nuestro post sobre una dieta saludable.

7. Controlar factores de riesgo: Es fundamental controlar los factores de riesgo cardio y cerebrovasculares

La tensión arterial alta, el colesterol aumentado y la glucosa elevada son tres grandes traidores que, en silencio y taimadamente, contribuyen sin piedad al deterioro físico y mental. Controla periódicamente tus cifras de tensión arterial y tus niveles de colesterol y azúcar en sangre.

8. No hacer el avestruz: Pretender eliminar un problema ignorándolo, no afrontándolo, no lo soluciona, lo agrava

En todo caso, esta estrategia -la del avestruz- sólo sirve para que el problema crezca y llegue un momento en que ya no tenga solución. Si percibes que tu estilo de vida no es sano o tus hábitos -nocivos- están tan arraigados que es difícil desterrarlos, plantéate pedir consejo. Busca la raíz del problema y enfréntate a él.

9. Elegir buenos profesionales de la salud en los que confiar:

Poder confiar en tu médico de atención primaria, en tus especialistas o diplomados en enfermería (DUE), es un elemento clave para cuidar y proteger tu salud y para cumplir adecuadamente los tratamientos que necesitéis tú y tu familia. Ponte en manos de profesionales.

Fuente: Pfizer

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses

Massalud, Fisioterapia y masaje deportivo- Plaza de la Marina Española, 5. Local Izquierdo. Madrid. 28013 (Junto al Senado)  - 91 5418993 - massalud@massalud.org

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de la cookies. Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

Acepto el uso de cookies para este sitio.