10 consejos de fisioterapia para pasar un verano tranquilo

surf-1
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No debes dejar de hacer tus rutinas deportivas si haces caso de tu asesor de fisioterapia

Si tienes pensado aprovechar el verano o las vacaciones para mejorar tu estado físico y hacer deporte, nos parece una idea genial. Pero como tus asesores en fisioterapia, te aconsejamos que tengas cuidado si no quieres que una mala práctica te fastidie las vacaciones. Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio, no puedes lanzarte a hacer tres horas diarias de golpe. Mejor comenzar de forma progresiva para no lesionarse. Y si estás acostumbrado a hacerlo habitualmente, te recomendamos huir de deportes que pueden provocarte caídas o golpes; correrás el riesgo de acabar en reposo tus días libres.

No obstante, queremos darte otra serie de consejos, que seguro que te resultarán muy útiles para que disfrutes de la época estival con salud y sin lesiones:

  1. ¿El senderismo es lo tuyo? Pues no te olvides de calentar los músculos antes de la caminata. Por supuesto, una vez finalizada, debes realizar los estiramientos necesarios para evitar lesiones.  Si en el recorrido hay un río o arroyo, puedes poner tus pies en agua fría, para desinflamarlos.
  2. Si te has olvidado de tus zapatillas de deporte, no te pongas a hacerlo con cualquier calzado. Es importantísimo utilizar el calzado adecuado dependiendo de la actividad que vayamos a realizar. Y es que no es lo mismo hacer running, que caminar por la montaña.
  3. Cuidado con las cargas que llevamos encima. Tanto cuando vamos a la playa, como cuando vamos de excursión, tendemos a cargar las mochilas o bolsos hasta arriba, y podemos lesionar nuestra espalda.
  4. Nadar también es un deporte. Y lo decimos, porque la mayoría de las veces nos olvidamos de calentar antes de nadar y estirar después. Debemos hacerlo como si hiciéramos cualquier otro deporte. Lo mejor, ¡podemos hacerlo dentro del agua!   
  5. Jugar a las palas en la playa es uno de los deportes favoritos durante las vacaciones. Pero debemos tener cuidado e intentar hacerlo en zonas donde la arena esté mojada. La arena seca es inestable y puede provocarnos torceduras en tobillos, rodillas, pies.
  6. Si lo tuyo es el running, hazlo siempre a primera hora del día o última de la tarde, para evitar las horas de más calor. Y por supuesto, no te olvides de hidratarte bien durante todo el tiempo que dure el ejercicio.
  7. Si tienes alguna zona delicada (rodilla, tobillo, muñeca), protégela con una tobillera, rodillera, muñequera,…antes de hacer ejercicio. En su defecto, con un vendaje de la zona. De esta forma no sobrecargarás la zona.
  8. En el hotel o apartamento, cuidado con la almohada que utilizamos. Siempre debe estar acoplada a nuestro cuello y puede que la que encontremos no se adapte del todo. Si puedes, llévate una de casa.
  9. Empieza la mañana con buen pie y haz unos estiramientos. De esta forma no sufrirá la zona lumbar, que suele resentirse con el cambio de cama y de los hábitos de vida.
  10. Y por último, antes de irte, prepara un botiquín con todo lo necesario: vendas, crema antiinflamatoria, bolsa de frío y/o de calor instantáneo,…

Y por supuesto, para cualquier duda, puedes contactar con Massalud siempre que lo desees. ¡Felices vacaciones!

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar