Cómo cuidar de la salud mental durante la cuarentena

salud mental
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Para cuidar la salud mental es prioritario mantener la calma

Durante los días de confinamiento, además de cuidar nuestro físico debemos tener especial cuidado con nuestra salud mental, para evitar que la situación acabe afectándonos severamente a nivel emocional. Aunque nosotros no somos expertos en salud mental, sí colaboramos muchas veces en que personas con depresión o bajo estado de ánimo, encuentren una vía de escape y se sientan mejor.

Por eso, hemos querido hacer una recopilación de las principales recomendaciones que dan los expertos para mantenernos sanos mentalmente. Lo primero que debemos hacer, por supuesto, es seguir los consejos que dan las autoridades sanitarias y mantener la calma. Sabemos que esto último es complicado, pero debéis tener en cuenta que la situación es pasajera y en algún momento, todo volverá a la naturalidad.

Mantén una rutina diaria

Intenta mantener una rutina todos los días, incluye en esa rutina ejercicio físico, que te ayudará a mantener un equilibrio mental. Intenta no estar todo el día en pijama, vístete como si fueras a salir, pero de una forma cómoda, porque de esa forma no tendremos la sensación de “abandonar” nuestra imagen.

No te olvides de mantener un contacto con tu familia y amigos. De esta forma, la sensación de aislamiento no será tan fuerte.

Limita las veces que te informas al día

Limita la información que recibes sobre el Covid-19. Lo recomendable es informarse 1 0 2 veces al día y si es posible, centra tu atención en noticias positivas. De esta forma, conseguirás ser más positivo y canalizar las energías hacia algo positivo. El exceso de información sólo conseguirá agobiarte, agotarte mentalmente y, en muchos casos, provocar sufrimiento. Si tienes mucho estrés o sensación de ansiedad, utiliza técnicas de relajación, habla con tus seres queridos, haz ejercicio, duerme y come de forma saludable. Todos estos consejos te ayudarán a mantener el estrés más controlado.