La Fisioterapia mejora la calidad de vida de los niños con cáncer

cáncer infantil
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Además, la fisioterapia ayuda a prevenir que aparezcan secuelas por los tratamientos

Dentro del tratamiento multidisciplinar que debe tener un niño que padece cáncer, cada vez se le da más importancia a la fisioterapia. Además de ayudar al tratamiento y mejorar la calidad de vida del paciente, es importante para prevenir la aparición de secuelas causadas por el desarrollo de la propia enfermedad o por los tratamientos oncológicos.

Por otro lado, la visita fisioterapia puede ayudar a paliar los efectos del sedentarismo que sufren estos niños, debido a las largas estancias en el hospital. A la larga, esto les causa debilidad y dolores musculares, que pueden paliarse con fisioterapia. Asimismo, estos pacientes suelen sufrir falta de movilidad, pérdida de fuerza, dificultades para respirar, retraso psicomotor,…

En el hospital y fuera de él

El fisioterapeuta trabajará con ejercicios de coordinación, equilibrio, control del ortostatismo, reeducación de la marcha,… por eso, el profesional en fisioterapia debe estar presente desde la estancia del niño en el hospital, pero también cuando lo abandona. De esta forma se favorecerá su recuperación y la aparición de secuelas.

El cáncer es la principal causa de muerte de niños entre 5 y 14 años y la segunda causa entre los niños de 15 a 24 años. Cada año se diagnostican alrededor de 1.000 nuevos casos de cáncer en menores de 15 años.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar