Fisioterapia y Música

jazz-810x550
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Tocas la trompeta? ¿la batería o la armónica? Sea como sea, si la música es tu pasión, ten mucho cuidado con las lesiones.

Si el instrumento que tocas es de viento-madera, pon atención a las muñecas o los antebrazos porque suelen sobrecargarse.

En instrumentos en medio peso, como el clarinete, el dolor principal se focaliza en el primer dedo de la mano derecha, ya que soporta el mayor peso del instrumento y puede sufrir una contractura muscular.

Una patología común es el síndrome del atrapamiento nervioso, y es bastante doloroso. También se pueden inflamar los tendones.

En los instrumentos de viento-metal lo que sufre es la musculatura de los labios, se pueden producir desgarros y trastornos de la musculación mandibular.

Los instrumentos de percusión pueden dañar la zona cervical, dorsal de la espalda y la cintura. También sufren los brazos y antebrazos. Cuidado con los esguinces de muñeca.

Para prevenir todas estas dolencias hay que calentar previamente las zonas sensibles antes de cada ensayo o actuación. Estirar al finalizar, vigilar la postura y corregirla si no es correcta y cómoda y no olvides que los fisioterapeutas son tus mejores aliados.

Si quieres saber más, no te pierdas el videoconsejo del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Te dejamos el enlace: https://youtu.be/jynn_CjCYBU

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar