Osteopatía para tratar los problemas de estómago

osteopatia-visceral
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La osteopatía es un método de tratamiento que se dedica a trabajar todas las partes de nuestro cuerpo de forma global. En este sentido, también puede ayudarnos a tratar las dolencias de nuestras vísceras como pueden ser el estómago, el hígado y los intestinos.

La osteopatía en algunos casos puede mejorar y disminuir los síntomas del paciente (por ejemplo en caso de reflujo gastroesofágico) y, en otros, evitar o disminuir la medicación, muy utilizada por muchos pacientes.

Todas nuestras vísceras están ancladas a una estructura ósea a través de ligamentos y fascias (de ahí la importancia de que exista una buena movilidad del aparato locomotor para no crear disfunciones o falta de movilidad a la víscera), pero además, están unidas unas con otras a través de mesos, epiplones y ligamentos, presentando todas ellas una relación muy estrecha e importante con el músculo diafragma.

La Osteopatía Visceral se encarga de trabajar a este nivel, eliminando rigidez estructural mejorando la movilidad y motilidad visceral a la vez que estimula tanto su vascularización como su inervación.

Lo más importante es realizar un buen diagnóstico y acudir siempre a un buen profesional.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar