Osteopatía visceral: qué es y cuáles son los dolores que se pueden tratar

osteopatía madrid
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las alteraciones de movilidad de los órganos producen dolores que pueden ser tratados con osteopatía visceral

De sobra conocidos son los beneficios de la osteopatía que realizamos en Massalud. Sin embargo, la osteopatía visceral es una parte algo más desconocida de este tratamiento. Aunque pueda parecerte mentira, este tipo de manipulaciones se dedican a tratar los órganos del cuerpo, que nos ayudará a eliminar dolores y a sentirnos mejor en general.

La técnica trata de recuperar la movilidad de las vísceras (estómago, hígado, intestinos,…), para recuperar las funciones óptimas de las mismas. Estos movimientos pueden ser de dos tipos:

  • El movimiento que ofrece el diafragma a través de los ligamentos y estructuras que se utilizan al inspirar y expirar. Todas las vísceras están unidas a una estructura ósea a través de ligamentos y fascias.
  • Y el movimiento conocido como motilidad.

Movimientos anormales en estas dos modalidades, puede generar alteraciones funcionales que generan un funcionamiento anormal. Cuando las vísceras presentan estas alteraciones pueden doler, provocando tensiones en la fascia y los ligamentos, rigidez estructural.

Señales que alertan de que necesito osteopatía visceral

Algunas de las dolencias más habituales que pueden causar las disfunciones viscerales pueden ser:

  • Lumbalgia: pueden estar provocadas por alteraciones en la movilidad del riñón o del hígado. El exceso de alimentos nocivos o medicamentos suelen alterar estos órganos.
  • Dolores cervicales: pueden estar causadas por el domo pleural, es decir, los ligamentos que conectan la parte alta de los pulmones.
  • Dolores en las costillas y esternón: provocados por las alteraciones en los movimientos del corazón. Normalmente están causados por problemas emocionales.
  • Mareos: tensiones en el diafragma y el estómago.
  • Migrañas o defensas bajas: las alteraciones del intestino pueden provocar estos problemas. Debemos mantener la movilidad de este órgano y mantener alejadas las toxinas.
  • Varices y piernas cansadas: también está provocado por anomalías en los movimientos del corazón, en concreto, de la bomba cardíaca que impulsa la sangre.

Lo que debes hacer es realizar un diagnóstico de las dolencias de cada paciente, para poder tratarla de la forma más efectiva. Sólo de esta forma, se escogerá el tratamiento más adecuado para acabar con el dolor.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar