¿Por qué fallan las dietas?

1503656601_282453_1503656815_noticia_normal
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un total de 8 de cada 10 personas fracasan cuando se ponen a dieta y la razón fundamental es la poca paciencia.

Hacer dieta fundamentalmente tiene que ver con una corrección de hábitos, y, como todo en la vida, esta corrección de hábitos requiere de tiempo para aprender, interiorizar y adaptarse, no se trata de un milagro.

Un plan nutricional adecuado debe garantizar una pérdida de peso continuada a largo plazo. Esta pérdida de peso no es necesariamente rápida, lo que genera impaciencia en quienes lo están realizando y, por tanto, abandono y fracaso.

Sin embargo, el hecho de que esta pérdida de peso sea lenta pero continuada permite que sea sostenible a largo plazo, ya que favorece una corrección de hábitos y la consecución de un estilo de vida saludable.

Otro problema muy frecuente es que cuando nos ponemos a dieta no nos ponemos unas metas realistas. Queremos las cosas ya y ahora, y eso no es posible.

Por tanto, si partimos sabiendo esto y somos pacientes nuestro objetivo está más cerca de ser alcanzado, y lo que es más importante, de ser continuado en el tiempo.

Así que a la hora de hacer dieta no queda otra que llenarnos el estómago de paciencia, paciencia y paciencia.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar