¿Qué diferencia existe entre los abdominales hipopresivos y los tradicionales?

hipopresivos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los hipopresivos previenen hernias y problemas de suelo pélvico

Los abdominales hipopresivos no son lo mismo que los ejercicios abdominales de toda la vida. Tienen muchas diferencias, pero la principal es que los beneficios de los hipopresivos son más globales. Los abdominales de toda la vida están más dirigidos a mejorar la musculatura abdominal y la contracción que se busca con los hipopresivos es involuntaria.

Con los abdominales tradicionales se pueden provocar lesiones en la espalda. Además, se pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, por el aumento de la presión en el abdomen y y el descenso de las vísceras al realizarlos. Por último, están desaconsejados para personas que padecen hernias discales, inguinales, incontinencia urinaria, problemas en la próstata,…

Por el contrario, los ejercicios hipopresivos previenen las hernias y la incontinencia urinaria, al fortalecer los músculos del suelo pélvico.

No obstante, antes de realizar unos u otros, es necesario hacer una valoración de las características de cada persona, las patologías previas y el estado físico general. Si finalmente te decides por los hipopresivos, debes elegir un fisioterapeuta especializado, que cuidará de la postura y podrá tratar cualquier disfunción que se produzca en la espalda. ¡Un último consejo! No hagas hipopresivos tu solo, ya que puedes lesionarte. Mejor, déjate guiar por un especialista para asegurarte de evitar lesiones.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar