Síntomas de un golpe de calor

ola-de-calor-2
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Si tienes la piel muy caliente, no sudas, te duele la cabeza y sientes una sed intensa puede ser que estés sufriendo un golpe de calor. Hoy en nuestro blog te contamos cómo actuar y prevenirlo.

El golpe de calor es un trastorno ocasionado cuando nuestro cuerpo no es capaz de regular nuestra temperatura corporal y se calienta demasiado alcanzando los 40 ó 41 grados.

Si no se remedia con urgencia, el golpe de calor puede ocasionarnos daños como provocarnos un shock, insuficiencia en varios órganos como los riñones e incluso la muerte.

Los síntomas para saber si estamos sufriendo un golpe de calor son:

  • Elevada temperatura corporal.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Falta de sudoración.
  • Sed intensa.
  • Pulso acelerado.
  • Naúseas y vómitos.
  • Somnolencia y confusión.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de conciencia.

Los anciones, bebés, las personas obesas o con enfermedades crónicas son las más vulnerables a sufrir un golpe de calor.

Ante un gole de calor debemos avisar con urgencia al 112, especialmente si hay pérdida de consciencia, y hasta que lleguen los servicios de emergencia debemos tratar de reducir la temperatura trasladando a la persona a un lugar fresco, quitándole la ropa y dándole de beber si está consciente. También podemos mojarle para refrescarle, sobre todo, es muy eficaz ponerle paños de agua fría en axilas, cuello, ingles y cabeza y situarle frente a un ventilador o aire acondicionado.

Esta página web utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar