Logo Massalud Madrid

Remedios para la afonía, GUÍA Completa

Dr. Robert Bobert
Dr. Robert Bobert

Immunologist

Chico tocándose el cuello por dolor de garganta

El gran temor de cualquier banda o agrupación musical es que alguno de sus vocalistas sufra afonía de voz.

Y es que una simple afonía puede dar al traste con meses de ensayos, impidiendo que se lleve a cabo un espectáculo musical, interrumpiéndolo abruptamente u obligando a cancelar una gira.

Chico tocándose el cuello por dolor de garganta

En estos casos, la pregunta que nos hacemos es tan lógica como difícil de contestar: ¿Qué tomar para quitar la afonía rápidamente, aunque sea de forma pasajera?

Y la respuesta correcta es que no podemos hacer gran cosa. Veamos el porqué:

Indice de Contenido

Principales causas de la afonía

La afonía no es un trastorno en sí mismo, sino que obedece a distintas causas subyacentes. Son las que siguen:

  • Infecciones víricas: se curan de manera espontánea pasados unos días y los antibióticos no tienen ninguna efectividad.
  • Infecciones fúngicas y bacterianas: pueden sanar de manera espontánea o precisar que se administren antifúngicos o antibióticos.
  • Pólipos o nódulos en las cuerdas vocales: normalmente benignos, han de ser examinados y tratados por un otorrino.
  • Irritación pasajera debida a factores extrínsecos: tabaco, alcohol, contaminación ambiental, esfuerzos vocales excesivos o una combinación de estos factores.
  • Lesiones por deglución: no son muy comunes, pero pueden presentarse al ingerir accidentalmente cuerpos ásperos o punzantes, como pequeñas virutas de mondadientes o espinas de pescado.

Aunque mucha gente piensa que los enfriamientos también son causa directa de afonía, esto no es así. Lo que hacen los enfriamientos es favorecer la penetración de microorganismos nocivos en las vías respiratorias, algunos de los cuales pueden ser los responsables de que nos quedemos afónicos.

Por eso es conveniente que los cantantes eviten los descensos súbitos de temperatura.

Remedios caseros para la afonía

En internet encontraremos decenas de post que explican cómo recuperar la voz después de una afonía mediante remedios naturales o caseros.

No debemos hacer mucho caso, puesto que realmente no se puede curar la afonía. Si la afonía es causada por una infección, habrá que curar esa infección o esperar a que lo haga espontáneamente.

Si está causada por pólipos, habrá que tratarlos médica o quirúrgicamente. Si responde a factores externos, eliminaremos el tabaco y el alcohol, usaremos mascarilla higiénica o nos abstendremos de hablar y de cantar durante unos días.

Y si estamos afónicos por una lesión, habrá que extraer el cuerpo extraño que la ha producido, en caso de que se haya clavado en el tejido, e intentar acelerar la curación de la úlcera.

Lo que sí podemos hacer es intentar reducir la inflamación y rebajar los síntomas, al objeto de recuperar nuestra voz con algo más de rapidez, pero sin esperar milagros. Veamos algunos remedios caseros que pueden ayudarnos en este propósito:

  • Gárgaras con manzanilla: funcionan bien para desinflamar la zona faríngea.
  • Jengibre: el uso de infusiones de jengibre para la afonía es un remedio relativamente eficaz para disminuir la irritación. Su toma preventiva reduce la probabilidad de sufrir resfriados y faringitis, causas habituales de afonía.
  • Regaliz: además de antiinflamatorio es expectorante, lo que puede provocar una ligera mejoría de la afonía.
  • Propóleo: refuerza el sistema inmunitario, lo que es bueno para la afonía si esta se debe a alguna infección por virus, hongos o bacterias
  • Miel con limón: es el típico remedio de la abuela y su principal efecto es el de reducir la inflamación, junto con una ligera acción antiséptica.

Cómo curar la afonía con medicamentos

Igualmente, en la farmacia podemos hacernos con diversos preparados que rebajan la inflamación y mitigan las molestias. Pero recordemos que ninguno de ellos curará nuestra afonía en cuestión de horas.

Si la afonía desaparece rápidamente será por causas naturales y no por la acción de un medicamento, con la excepción de los antibióticos y de los antifúngicos.

¿Antibióticos? Solo bajo prescripción médica

Un error muy común es tomar antibióticos que nos han recetado en otras ocasiones. Si tenemos la suerte de que la causante de la afonía vuelva a ser una bacteria, es posible que el antibiótico funcione de nuevo.

Pero si lo que tenemos es una infección vírica o fúngica, la afonía no mejorará e incluso empeorará.

Los antibióticos no sirven contra los virus y los hongos deben ser tratados con antifúngicos.

Corticoides para la afonia

Una cosa es utilizar remedios naturales inocuos como el jengibre, y otra bien distinta usar medicamentos con corticoides para rebajar la inflamación e intentar atajar la afonía rápidamente.

Cuidado con los corticoides administrados por nuestra cuenta

Efectivamente, los corticoides funcionan en ocasiones, pero el precio a pagar puede ser muy caro: por un lado, estos medicamentos tienen efectos secundarios y son susceptibles de causar reacciones adversas.

Pero el problema más serio es que los corticoides enmascaran los síntomas a base de rebajar las defensas del organismo.

Es decir, si la causa de la afonía es una infección, al tomar corticoides eliminaremos los síntomas, pero la infección progresará sin freno. Y al suspender las tomas, reaparecerá con mayor gravedad y virulencia.

Cómo actuar si la afonía es recurrente o dura más de cuatro días

En caso de afonía recurrente, nos encontramos ante una señal de que pueda estar fraguándose un trastorno faríngeo o laríngeo crónico.

Sin embargo, algunas afonías recurrentes se deben a malos hábitos de vocalización o respiratorios, en cuyo caso pueden ser efectivos los tratamientos para profesionales que trabajan con la voz efectuados por fisioterapeutas o foniatras.

Adicionalmente, todos los otorrinolaringólogos coinciden en señalar que si una afonía dura más de cuatro días o se presenta con frecuencia anormal, se precisa un examen médico minucioso de faringe, laringe y cuerdas vocales, antes de iniciar ningún tratamiento.

Así pues, si se nos presenta esta situación, olvidémonos de los remedios caseros para la afonía o de tomarnos las pastillas que nos han recomendado en la farmacia como por ejemplo la Prednisona, y visitemos con urgencia al otorrino.

La prednisona viene envasada como tableta, tableta de liberación retardada, una solución (líquido), y una solución concentrada para tomar por vía oral. Su doctor probablemente le dirá que tome este medicamento en el mismo horario todos los días y su dosificación personal dependerá de su condición y de cómo responde al tratamiento.

Share this post:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sign up for health care tips and news

No paperwork, no hassle. We keep things digital and easy.

Get Virtual Care 24/7​
We offer patients the ability to get treated via their smartphone for a range of conditions.