Logo Massalud Madrid

¿Puedo hacerme masajes si estoy embarazada?

Dr. Robert Bobert
Dr. Robert Bobert

Immunologist

Chica embarazada tocándose la barriga

Los 3 primeros meses están desaconsejados los masajes

Existen muchos mitos sobre los beneficios o riesgos de que las embarazadas reciban masajes. Por eso, hoy queremos desvelaros algunas de estas claves, para que tengáis claro qué debéis hacer y qué no, durante estos meses en los que nuestro cuerpo reacciona de una forma muy particular.

Chica embarazada tocándose la barriga

Para empezar, los tres primeros meses de gestación están desaconsejados los masajes, ya que nuestro cuerpo está sufriendo grandes cambios y hay riesgo de afectar el feto. No obstante, estar embarazada no significa estar enferma, por lo que no tiene que privarse de recibir ciertos masajes que además pueden ayudarle a relajarse.

Así, en estos primeros tres meses, en el caso de necesitar algún tratamiento de fisioterapia, evitaremos trabajar en la zona del vientre o en la zona lumbar, así como la utilización de aceites o radiaciones. Por otro lado, se deben evitar las manipulaciones articulares y los masajes siempre deben ser suaves.

Acostada del lado izquierdo

Una vez superado el segundo y tercer trimestre, lo más importante es cuidar la postura que adopta la embarazada mientras recibe el tratamiento de fisioterapia. En el caso de que el masaje sea en camilla, la mejor postura es del lado izquierdo. No obstante, el fisioterapeuta puede recomendar otra postura con el objetivo de facilitar la manipulación, y siempre y cuando la paciente se sienta cómoda.

Y aunque estos consejos te ayudarán a no correr riesgos durante el embarazo, aconsejamos que consultes con tu fisioterapeuta cuál es tu situación, tus necesidades y los tratamientos que puedes recibir. Nadie mejor que él sabrá cuidarte.

El sobrepeso en el embarazo puede traer muchas complicaciones para tu salud y la del bebe. Por eso, es recomendable mantener una actividad física diaria con la que controlar el peso recomendado por tu médico.

Masaje para embarazo

Este tipo de masaje puede ayudar a favorecer el desarrollo de la motricidad del niño

Hoy os traemos hasta nuestro blog, la forma de dar un masaje a la mamá embarazada. Aunque hay alguna técnica que podéis hacer vosotras solas en casa, y que os contaremos próximamente, primero os hemos querido explicar cómo lo damos nosotros, los profesionales, pues se trata de un masaje muy especial, y que siempre se tiene que realizar de forma especializada para no poner en riesgo al bebé. Y es que, el masaje para embarazadas se considera una técnica de educación motriz para edades tempranas, que favorecerán el desarrollo de la motricidad del niño incluso antes de que nazca.

Para masajear a una mujer embarazada ésta se ha de colocar en una postura cómoda boca arriba.

Se comenzará el masaje por los pies y las piernas. El masaje ha de tener como base gestos envolventes que se realizarán con las manos sobre el cuerpo de la futura madre. A lo largo del masaje en las piernas se realizan intervalos de presión fuerte con otra presión más suave (como caricias).

El masaje continúa lentamente hacia las rodillas. Se realizan estimulaciones ligeras y continuas para activar la circulación.

Al pasar a los muslos, se realizarán presiones lentas, ligeras, que no causen dolor. Se continúa con el movimiento envolvente cubriendo la piel de la madre con las manos. Para dar masaje a la parte inferior de las piernas, la mujer mantendrá las piernas flexionadas, así se tendrá fácil acceso a la parte interior del muslo.

Después del masaje de piernas continuamos nuestro masaje por el cuello, hombros y vientre.

Cabe destacar que durante el embarazo los hombros de la mujer se desarrollan, y esto suele causar sensación de pesadez, por eso es importante masajear los hombros suavemente para descargar la tensión.

Al masajear el vientre tenemos que tener en cuenta la postura de la mujer embarazada, para que no haya tirantez en la barriga mientras está tumbada es bueno poner cojines bajo la espalda y que mantenga las rodillas flexionadas. Los movimientos que se darán sobre el vientre serán muy suaves, como olas que se propagan hasta el bebé.

Ejercicios para embarazadas

Realizar ejercicio durante los nueve meses de gestación puede conllevar beneficios de forma directa tales como mejorar el funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea lo cual se traduce en menos probabilidades de sufrir varices e hinchazón de piernas, así como también, menor riesgo de padecer hipertensión arterial y otros problemas cardiovasculares.

En este sentido, y aunque el programa de ejercicios depende de cada persona y debe ser vigiliado por un profesional, es recomendable especialmente caminar, porque además de ayudar a la llegada del bebé, es un ejercicio de bajo impacto, que nos ayudará a evitar la hinchazón de piernas, el estreñimiento, las hemorroides, etc.

Durante el embarazo es ideal hacer ejercicio en el agua, ya que este medio hace que los cuerpos que se encuentran sumergidos en ella rebajen enormemente su peso físico y se reduce el riesgo de lesionarnos o forzar músculos.

Andar en bicicleta, apuntarse a pilates, realizar yoga o estirar la columna son otros ejercicios que nos pueden ayudar a llevar el embarazo de mejor manera.

Chica embarazada haciendo ejercicios

Consejos Para Ser Una Embarazada Sana

Toma buena nota de estos consejos para ser una embarazada sana y de lo más feliz:

  1. No te saltes las visitas al médico: es necesario llevar un seguimiento adecuado tanto de tu estado como del bebé. Además te ayudará a resolver todas tus dudas.
  2. Cuidar la comida y la bebida durante el embarazo: intenta llevar una dieta variada y equilibrada. Intenta comer alimentos ricos en ácido fólico, hierro, calcio y yodo. Evita las grasas y no te olvides de incluir verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres. Por supuesto, debe haber un aporte diario de proteínas de la carne y el pescado.  Mantente bien hidratada con agua, zumo, leche (nada de alcohol ni café).
  3. Toma los complementos vitamínicos que te mande el médico: suelen ser ácido fólico, hierro, yodo, calcio,…que sirven para ayudar al feto a desarrollarse adecuadamente.
  4. Haz ejercicio regularmente: elige el deporte que más se adapte a ti: natación, yoga, caminar, pilates,… El ejercicio hará que mejores tu condición física y ayudará al momento del parto.
  5. Cuida tu piel: durante el embarazo, la piel de las mujeres se vuelve más sensible y suele sufrir alteraciones como la hiperpigmentación o la aparición de estrías. Por eso, es necesario aplicarse protector solar, para prevenir la aparición de manchas, y mantener la piel lo suficientemente hidratada para prevenir la aparición de estrías.
  6. Usa ropa adecuada para embarazadas: usa ropa que te resulte cómoda.
  7. Duerme y descansa lo que necesites: es normal que las embarazadas tengan más sueño y estén cansadas todo el rato. Por eso, debes hacer lo que te pida el cuerpo (sin que ello signifique pasarse el día tirada en el sofá…).
  8. Clases de preparación al parto: puede resultar muy beneficioso, sobre todo si eres primeriza. Nos ayuda a conocernos a nosotras mismas, resolver dudas y temores, y conocer todas las fases del parto y posteriores a él.
  9. Evita el estrés: en la medida de lo posible debes evitar las situaciones de estrés y haz ejercicios de relajación. Tan importante es tu salud mental como la física.
  10. Nada de medicamentos sin prescripción médica: no tomes ningún medicamente sin que lo sepa el médico, sobre todo en las primeras ocho semanas, que es cuando se forma el feto.
Chica embarazada sentada

La fisioterapia tiene grandes beneficios durante el embarazo y tras el parto

Siguiendo con nuestra recomendaciones para las que estáis embarazadas, pensáis estarlo o acabáis de dar a luz, os dejamos este fisioconsejo que ha realizado el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Madrid dentro de su campaña 12 Meses, 12 consejos de salud.

El vídeo de este mes está dedicado a los beneficios de la fisioterapia en el embarazo y en la recuperación tras el parto, entre otras recomendaciones para embarazadas. Espero que os resulte interesante! Aquí os dejo el enlace!.

Embarazadas en Verano

El verano es una época en que todos debemos cambiar de hábitos para sobrellevar las altas temperaturas. Y esta necesidad se acentúa cuando hablamos de mujeres embarazadas, que aunque no están enfermas, deben hacer hincapié en algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Protección solar: no te olvides de usarla al salir a la calle, para prevenir las antiestéticas manchas del embarazo.
  • Mantener una hidratación adecuada: si beber es importante para todos, más aun para las embarazadas. Recuerda tomar entre dos y tres litros de agua al día. Intenta no tomar demasiada cuando llega la noche si no quieres pasarte la noche yendo al baño.
  • Bebidas isotonicas en el embarazo: También puedes beber zumos, leche y bebidas isotónicas.
  • Alimentación ligera y equilibrada: debes aumentar el consumo de verduras y reducir los hidratos de carbono y los dulces.
  • Masajes en las piernas: para reducir las molestias en las piernas, se recomiendan masajes del pie a la rodilla, así como hacer ejercicios de flexión y extensión de los pies.
  • Evita el aire acondicionado al dormir: a pesar de que el calor pueda ser incómodo, sobre todo  a la hora de dormir, no lo hagas con el aire acondicionado toda la noche. Mejor elige una habitación de la casa que esté bien ventilada.
  • Descansa: durante los meses de embarazo te sentirás más cansada, lo que se acentuará con el calor. Por eso, el descanso y el sueño deben ser una prioridad.
Share this post:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sign up for health care tips and news

No paperwork, no hassle. We keep things digital and easy.

Get Virtual Care 24/7​
We offer patients the ability to get treated via their smartphone for a range of conditions.